Y MIENTRAS TANTO… UN VIOLADOR EN LAS CALLES (PARÁBOLA SOBRE LA INJUSTICIA)

foto-justicia

Una historia de impunidad, desidia, injusticia y tráfico de influencias protagonizan connotados integrantes del poder Judicial de Puebla, así como jueces federales que, increíblemente, han terminado por brindar protección a un sujeto acusado de violación de una menor de edad. Una auténtica burla para la sociedad y un agravio más a la familia afectada con esta penosa situación que, por lo demás, exhibe las miserias del Tribunal Superior de Justicia, uno de los peor calificados en calidad y eficiencia a nivel nacional.

La historia no tiene pierde:

Vianey García es la madre de la niña que fue abusada sexualmente por su padre y con quien en su momento mantuvo una relación.

El nombre de este sujeto es Mario Alberto Cerón Cuautle, y fue detenido por las autoridades por un delito que cometió en el año 2012.

Su hija contaba con tan solo 5 años de edad y hoy tiene 8.

Desde entonces este individuo ha burlado la justicia.

Las influencias de su madre, Aurea Cuautle Fabián, quien labora en el Juzgado Primero de lo Civil en esta ciudad, le permitieron en un primer momento evadir una y otra vez a la justicia.

En su momento las autoridades actuaron y giraron una orden de aprehensión, como presunto responsable del delito de ataques al pudor.

El proceso que se le sigue es el 208/2013.

Después de ejecutar la orden de aprehensión, le dictaron auto de formal prisión el 12 de marzo del 2014.

Este sujeto promovió el amparo indirecto 524/2014, radicado en el distrito primero del estado de Puebla.

El juez octavo dio cumplimiento a la sentencia y dictó nuevo auto de formal prisión el 11 de septiembre de 2014.

Pero nuevamente Cerón Cuautle promovió el amparo indirecto 1549/2014 en el Segundo Distrito del estado de Puebla.

Le dictaron un nuevo auto de formal prisión el 24 de octubre de 2014; otro más el 13 de noviembre de 2014; y otro el 26 de noviembre del 2014.

Sin embargo, este sujeto promovió amparo indirecto, el 1961/2014, ante el juez federal del Séptimo Distrito.

Este sujeto, asesorado por su influyente madre, promovió -en paralelo al amparo anterior- el recurso de inconformidad 02/2015, ante el Tercer Tribunal Colegiado en materia penal del Sexto, tribunal que declaró infundado el recurso de inconformidad del acusado.

Pero increíblemente, el pasado 3 de marzo la juez federal Adriana Matzayani Sánchez Romo, a través de su proyectista Aarón Noel Reyes Chaires, notifican que han otorgado el amparo, resumiendo que “NO HAY DELITO QUE PERSEGUIR” (sic).

El Lic. Aarón Noel Reyes Chaires, motivado por alguna extraña razón, no valoró las pruebas que conforman el expediente, en el que se incluyen:

-Prueba pericial psicológica realizada a la menor de edad y en la que se puede apreciar que fue víctima de un abuso sexual.

-Dictamen pericial psicológico realizado al presunto violador Mario Alberto Cerón Cuautle, en el que se desprende que es una persona con problemas sexuales y tendencia a la violencia sexual.

-Prueba pericial de trabajo social y declaración de la menor agredida, en la que se verifica la existencia del abuso sexual.

A la fecha, el tristemente célebre proyectista no ha querido recibir a la parte afectada y a sus abogados para debatir la resolución, lo cual ha ocasionado una severa crisis en la menor, hoy de 8 años de edad, porque sabe que existe la posibilidad de que la justicia incluso le permita la convivencia con su propio padre y agresor sexual.

Ella está dispuesta, incluso, a testificar con la verdad de los hechos.

Evidentemente hay algo podrido en este caso.

Y urge que la justicia sea recompuesta.

Y es que mientras usted lee esto, un violador está en las calles…

riéndose de todos.

¿Quieres que te lo cuente otra vez?

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply