#LADYCHOLULA, EL ORGULLO DEL NEPOTISMO DE JOSÉ JUAN ESPINOSA

foto-cholula-2

Absolutamente inverosímil resulta que en más de un año de estar al frente del llamado Gobierno de Bien, nadie le haya dicho al presidente municipal de San Pedro Cholula, José Juan Espinosa, que es una violación grave a la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos del Estado de Puebla, que tenga a su hermana cobrando en la nómina como directora del Sistema DIF Municipal.

Me parece un caso digno para Ripley que durante 13 meses el J.J. haya burlado cínicamente la ley frente a 113 mil ciudadanos que habitan en ese municipio y nadie se haya dado cuenta de ello.

Que ni sus ciudadanos, ni tampoco ninguno de sus colaboradores en todo el Ayuntamiento. Que ni el Síndico, ni el Secretario General, que ni sus regidores… Que el Contralor, que NADIE haya reparado en la violación flagrante que quincena tras quincena, se comete a las restricciones contenidas en el capítulo de RESPONSABILIDAD ADMINISTRATIVA en la parte concerniente a los sujetos y obligaciones de los Servidores Públicos, que en las fracciones XIII y XVII de su artículo 50 establece lo siguiente:

Art. XIII.- Excusarse de intervenir en cualquier forma en la atención, tramitación o resolución de asuntos en los que tenga interés personal, familiar o de negocios, incluyendo aquellos de los que pueda resultar algún beneficio para él, su cónyuge o sus parientes consanguíneos hasta el cuarto grado, por afinidad o civiles o para terceros, en los que tenga relaciones profesionales, laborales o de negocios, o para socios o sociedades de las que el servidor público o las personas antes referidas formen o hayan formado parte.

Art. XVII.- Abstenerse de intervenir o participar en la selección, nombramiento, designación, contratación, promoción, suspensión, remoción, cese o sanción de cualquier servidor público, cuando tenga interés personal, familiar o de negocios en el caso, o pueda derivar en alguna ventaja o beneficio para él o para las personas a que se refiere la fracción XIII.

Pero igual de penoso o quizá indignante es que ningún dirigente de algún partido u organización política, haya hecho al menos al señalamiento de estas irregularidades.

¿Dónde están los dirigentes? ¿Dónde están los candidatos? Vaya, es mucho pedirle al viejito de Francisco Castillo, líder del PRI Municipal, o a la ahijada de Leobardo Soto, la candidata Maty Roldán, el nivel para analizar este tipo de situaciones de carácter legal, pero ¿algún abogado debe haber en Cholula City, supongo?

Nadie le tomó a mal al llamado Niño Naranja la designación de carácter honorífico de su hermana María del Carmen Espinosa Torres como Presidenta del DIF, en virtud de que su esposa, Nancy de la Sierra, se encontraba impedida para desempeñar estas funciones, por ocupar en ese momento un cargo en el gobierno federal, pero con lo que nadie contaba es que, además de nombrarla Presidenta, también la iba a designar al mismo tiempo DIRECTORA del DIF, con lo cual un familiar suyo se convirtió en una empleada del Ayuntamiento y por lo tanto automáticamente actualiza la prohibición contenida en las fracciones XIII y XVII de Ley de Responsabilidades.

En cualquier otro país, simplemente se aplicaría la Ley, aquí seguramente no pasará NADA.

No obstante el artículo 58 de la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos en el Estado de Puebla, legalmente vigente, aunque inaplicable en los hechos por falta de voluntad política de los órganos encargados de su aplicación, estipula claramente que cuando se incumplen las obligaciones contenidas en el artículo 50, las sanciones van desde la amonestación pública o privada, o la suspensión de funciones hasta por 6 meses o la destitución del empleo cargo o comisión, o la sanción económica o la inhabilitación hasta por 12 años para desempeñar cualquier cargo en el servicio público.

Para quien no lo sabe, la señora María del Carmen Espinosa Torres, cuyos excesos y excentricidades han sido objeto de frecuentes señalamientos en las redes sociales, a la que se le conoce como la #LADYCHOLULA, es la empleada mejor pagada en todo el Ayuntamiento de San Pedro Cholula, pues tiene un sueldo de $37, 670.00, según aparece con el número de nómina 5157 de la página de transparencia de ese municipio.

Su salario se encuentra por encima de cualquier funcionario municipal; ella, Mary Carmen Espinosa, es ni más ni menos que el orgullo del nepotismo de su hermano José Juan, el señor de horca y cuchillo que tiene a su cargo la administración de un lugar muy muy lejano donde ejerce un Gobierno de Bien

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply