LOS OSCUROS OPERADORES DETRÁS DE “UNA TELE POR UN VOTO”

foto-teles

Está confirmado: el PRI ha optado por la compra de conciencias ante la desesperación que representa la derrota electoral. En su afán de ganar algunos distritos electorales, ha recurrido al uso de las delegaciones de la administración federal, al gasto en propaganda, a la Operación Tinaco e incluso a las Ofertas Cinépolis. Todo con tal de alcanzar sus objetivos.

Las violaciones electorales son evidentes. Por ejemplo, en la entrega de televisores que tuvo lugar este miércoles en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, la dependencia federal violó no sólo la veda electoral sino también el acuerdo del INE por el que se había determinado eliminar el logotipo “Mover a México” de las cajas con las pantallas de televisión.

El pasado 29 de enero, el INE emplazó a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes a retirar el eslogan “Mover México” del embalaje y propaganda del programa de entrega de televisiones digitales, parte del llamado “apagón analógico”, ante la posibilidad de que genere inequidad en los comicios en curso.

Pero ante la desesperación del PRI, la SCT ignoró el acuerdo del INE. Y no sólo eso, el gobierno federal acarreó a los beneficiarios del programa y les pidió su credencial electoral.

¿Cómo puede sustentar el gobierno federal que este programa no tiene fines electorales? Por supuesto que la entrega de pantallas tiene toda una intención electoral que, además, está tejida en función de los promotores electorales, la gente de tierra del PRI.

El 17 de abril, la Sedesol reunió en el “Polideportivo Seis Décadas”, ubicado en la colonia Gonzalo Bautista, a beneficiarios del programa Prospera que recibirían los vales que este 20 de mayo serían cambiados por televisores.

Nancy de la Sierra, ex delegada de Prospera y actual candidata del PRI por Teziutlán, junto con el delegado de la Sedesol, Juan Manuel Vega Rayet, establecieron el padrón de beneficiarios en función de un criterio político-electoral.

Los vales serían entregados a simpatizantes y promovidos de los operadores del PRI. Sin embargo la presencia de los medios de comunicación provocó la cancelación del evento.

De la misma manera que ocurrió este miércoles, aquel viernes de abril miles de poblanos fueron “acarreados” en camiones para recibir la pantalla de televisión.

Acarreo, compra de conciencias, intercambio de un bien por un voto. Todas las prácticas del rancio PRI de hace décadas se hicieron presentes en la entrega de las pantallas.

En el comunicado que se distribuyó a los medios de comunicación este miércoles, el PAN sustenta que tiene elementos para acusar la coacción del voto:

1. A los beneficiarios de este programa se les pide su credencial de elector, es decir, hay un objetivo claro de coacción del voto.

2. No hay una intención de reciclar equipos de televisión, pues el canje por la televisión vieja de los usuarios no existe.

3. Hemos detectado denuncias ciudadanas de que son operadores electorales del PRI en las colonias los que están recibiendo las pantallas.

4. El Gobierno Federal decidió ignorar el acuerdo del Instituto Nacional Electoral por el que se había determinado eliminar el logotipo Mover a México, distintivo de la administración priista.

5. Hace un mes, detectamos que la Sedesol ya había comenzado a hacer la entrega de vales para el intercambio de televisiones”.

Hasta aquí la cita del comunicado.

En efecto, las pruebas de la coacción del voto a través de la entrega de estas pantallas de televisión saltan a la vista y además apuntan a un trío de responsables: Nancy de la Sierra, ex delegada de Prospera y hoy candidata a diputada federal; Juan Manuel Vega Rayet, operador electoral y asistente del subsecretario de la Sedesol Juan Carlos Lastiri en su aspiración a la gubernatura en el 2018.

Vega y De la Sierra son una dupla de cuidado que ha usado de manera electoral la lista de beneficiarios de los programas federales.

Justo por ahí ocurrirá el escándalo del que le hablé en mi entrega pasada. Y la gravedad del mismo radica en que confirma el uso de padrones de programas sociales con fines electorales.

Algo como lo que está ocurriendo ahora con la prostituida entrega de televisiones.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply