NOTICIAS DEL TUCAM (TODOS UNIDOS CONTRA ANDRÉS MANUEL)

INAUGURACIÓN VIALIDADES AUDI

De ninguna manera puede decirse que fue una casualidad, y menos un descuido, el mensaje político que el gobernador Rafael Moreno Valle dirigió este lunes al presidente de la República, Enrique Peña Nieto, durante su visita a la entidad, y con el que prácticamente el poblano se sumó al TUCAM: Todos Unidos Contra Andrés Manuel (López Obrador); un mensaje milimétricamente cuidado, tanto en forma como en fondo, y con dedicatoria y fecha marcada en el calendario del poder: 2018, con probables efectos colaterales en el 2016 local.

Durante su intervención en la inauguración del Bulevar Industria Automotriz, en San José Chiapa –la casa de Audi en México-, Moreno Valle expresó, textualmente:

“El llamado que usted le ha hecho a los mexicanos para recuperar la confianza, fortalecer la unidad interna, consolidar las instituciones y cerrarle el paso a la demagogia, no pudo ser más pertinente.

“En este sentido, frente a las oportunidades y retos que tenemos por delante, hoy, como ayer, le reitero mi voluntad y compromiso para seguir trabajando bajo su liderazgo junto con los representantes de las diferentes fuerzas políticas económicas y sociales, el bienestar de los poblanos y la prosperidad de México” (sic).

Moreno Valle se refirió de esta forma a las palabras pronunciadas por Peña Nieto hace unos días durante su tercer informe de gobierno, cuando en términos prácticos le “cantó” el pleito a López Obrador al advertir que las verdaderas amenazas del país son la intolerancia, la demagogia y el populismo, pues son, dijo el mexiquense, “salidas falsas” que fomentan el odio en contra de instituciones o comunidades enteras.

El gobernador de Puebla no dejó pasar la décima primera gira de Peña Nieto en Puebla en lo que va de su sexenio para recordarle que él puede ser un muy buen aliado en esa batalla contra lo que representa López Obrador, quien, pese a sus negativos, es el puntero en todas las encuestas rumbo a la sucesión 2018 tanto en conocimiento como en potencial de voto.

El mensaje de Moreno Valle confirmó lo que ya se intuía a kilómetros de distancia: que si algo va a unirlo con Peña Nieto es un enemigo común y ese enemigo no es otro que el dueño de Morena.

El fondo del asunto es que ha quedado más que claro que tanto para el presidente como para el mandatario poblano, quien busca la candidatura del PAN a Los Pinos, el único y real adversario de peligro se llama Andrés Manuel López Obrador.

Y que eso, que no es cualquier cosa, va a influir decisivamente en el 2016 poblano, pues con tal de frenar al “Peje” en 2018 todo, absolutamente todo puede pasar, sobre todo si Peña Nieto mide y concluye que Moreno Valle puede ser un buen antídoto contra el tabasqueño sin que eso afecte o ponga en riesgo al candidato presidencial del PRI quien quiera que sea éste.

Es ahí, justamente ahí, donde la indudable suma de Moreno Valle al TUCAM adquiere verdadero sentido, y real significado, ¿o me equivoco?

***

Por cierto, cuentan que este fin de semana, en un lugar muy cercano al estado de Puebla, quedó formalmente instalado –y activado- el war room morenovallista.

Véase si no el peso y el rol de cada uno de los convocados, además –obviamente- del gobernador Rafael Moreno Valle y el alcalde y virtual candidato Tony Gali Fayad:

Luis Maldonado Venegas (diputado federal).
Eukid Castañón Herrera (diputado federal que, por cierto, podría convertirse en vicecoordinador de la bancada del PAN en San Lázaro).
Martha Érika Alonso de Moreno Valle (presidenta del SEDIF).
Diódoro Carrasco Altamirano (representante del gobierno de Puebla en el DF).
Javier Lozano Alarcón (senador).
Maximiliano Cortázar Lara (coordinador general de Comunicación).
Juan Pablo Piña Kurczyn (diputado federal).
Tony Gali López (coordinador de Vinculación y Atención Ciudadana).
Marcelo García Almaguer (ex secretario de Comunicación del CEN del PAN).
Mercedes Aguilar López (secretaria particular de Moreno Valle).
Jorge Aguilar Chedraui (diputado local).
Roberto Moya Clemente (jefe de la oficina del gobernador).
Néstor Gordillo Castillo (ex diputado federal).

Y es que más allá de la buena relación entre Peña Nieto y Moreno Valle, el grupo en el poder se prepara para ir a una guerra.

Una guerra de dimensiones inéditas.

Una guerra en la que estará en juego más que una minigubernatura.

Es el todo o nada.

La vida o la muerte.

Porque a no pocos morenovallistas del primer círculo les empieza a rondar en la cabeza que, a estas alturas del partido y con base a información de grandes ligas, es altamente probable que el candidato del PRI no va a ser otro que el ex alcalde y ex rector Enrique Doger Guerrero.

Con todo lo que eso implica.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply