EL REGRESO DE LUIS MALDONADO

foto-maldonado

Mucho se ha especulado -y dicho y escrito- en los últimos días sobre el futuro inmediato del diputado perredista Luis Maldonado Venegas, uno de los más importantes operadores políticos del gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle.

Se ha afirmado que Maldonado ya no regresará a la titularidad de la Secretaría General de Gobierno (SGG), de la que se separó para llegar a San Lázaro por la vía plurinominal, y que incluso su jefe, el principal huésped de Casa Puebla, ya le busca un relevo para el cierre del sexenio.

Se argumenta que “está plenamente confirmado” que la SGG tendrá nuevo responsable dado que Maldonado fue designado como presidente de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), una de las posiciones más cotizadas en la Cámara de Diputados, y que eso, por sí mismo, le complicaría atender a la vez la política interna del estado y la coordinación del gabinete.

Bueno, hasta se ha promocionado a sus supuestos, y probables, sustitutos, empezando por el actual encargado de despacho de la SGG, Jorge Benito Cruz Bermúdez; pasando por el (impresentable) subsecretario de Desarrollo Político y Participación Ciudadana de la misma dependencia, Fernando Morales Martínez, y terminando por el ex secretario de Salud y coordinador de los diputados locales del PAN, Jorge Aguilar Chedraui.

Pero lo cierto es que la historia es completamente diferente, pues Luis Maldonado sí regresará como titular de la Secretaría General de Gobierno y lo hará entre finales de octubre y principios de noviembre, tras solicitar licencia en la Cámara de Diputados.

Fuentes bien informadas explican que el regreso del personaje obedece a una lógica muy clara, pues en esencia se resume a un asunto de conveniencia, pragmatismo y utilidad política.

Me explico: con la facción del PRD nacional con la que se negoció la plurinominal de Maldonado hay el acuerdo de dividir en dos tiempos el periodo de tres años de la diputación federal: año y medio para él y el otro año y medio para su suplente, el ex representante electoral del sol azteca en el DF, Roberto Sergio Morales Noble.

Amarrada ya la presidencia de la Comisión de Vigilancia de la ASF, el filtro técnico y político para la aprobación de todas las cuentas públicas del país –de ahí su relevancia y peso específico-, es indistinto quién de los dos, Maldonado o Morales Noble, es primero diputado.

De cara al proyecto presidencial del gobernador poblano, ¿qué es más útil? ¿Que Maldonado ocupe ahora su curul y sea presidente de tan importante cartera, o más adelante, cuando la parte clave de la sucesión 2018 esté en marcha? ¿Cuándo ayuda más? ¿Qué momento, y circunstancia, es mejor?

La respuesta es más que obvia.

Por eso, Luis Maldonado pedirá licencia como diputado, regresará como secretario General de Gobierno, retomará los hilos de la política interna –descuidados por Cruz Bermúdez- durante los 14 meses que restan al sexenio, conducirá la parte que le toque en la elección del minigobernador en 2016, bajará la cortina del gobierno y, ya entonces, agotado el lapso de su suplente, volverá a San Lázaro.

Y para seguir tejiendo hilos, y desenredando algunos vericuetos, desde la poderosa e influyente Comisión de Vigilancia de la ASF, siempre en función de los intereses nacionales del jefe político del morenovallismo.

Como ha sido siempre: al inicio, al final y en medio de esta historia de poder.

***

foto-delegado-pri

Se confirmaron los trascendidos y este miércoles será presentado Rogelio Cerda Pérez como nuevo delegado del Comité Ejecutivo Nacional del PRI en el estado de Puebla, en sustitución de Ismael Hernández Deras.

Nacido en la ciudad de Monterrey, Nuevo León, se trata de un experimentado operador electoral, cercano al dirigente nacional del tricolor, Manlio Fabio Beltrones, que no ha quedado mal en sus últimas tareas.

Por ejemplo, se desempeñó como delegado del CEN en las elecciones locales intermedias de Zacatecas en 2010, donde recuperó la gubernatura para el PRI después de 12 años de gobiernos perredistas; además obtuvo la mayoría en el Congreso del estado al ganar 23 de los 28 distritos en juego, así como las principales cabeceras municipales, principalmente Guadalupe y Fresnillos.

Otro dato que no debe perderse de vista es que en la elección presidencial de 2012, Cerda Pérez logró la mejor elección para el PRI en todo el país, es decir, el más alto rendimiento electoral para el actual presidente Enrique Peña Nieto.

No es un improvisado y viene a ganar, aunque su paso por la administración pública no sea lo brillante que se esperaría, pues solo ha sido secretario General de Gobierno en dos periodos, ambos durante el sexenio del gobernador de N.L., José Natividad González Parás, así como director General de Gobierno, delegado de la Profeco, coordinador de Comunicación Social de Agua y Drenaje, y director de Comunicación y Prensa del gobierno del estado, todo en Nuevo León.

Los priístas de Puebla aseguran que es un estupendo perfil, y sobre todo la señal que esperaban para saber con certeza que el año próximo van a ir con todo para recuperar Casa Puebla.

¿Será?

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply