EL RIDÍCULO DE LÓPEZ ZAVALA

PRI . JAVIER LÓPEZ ZAVALA

Nunca fue capaz de darse cuenta de que es un cartucho quemado y un lastre para su partido. La autocrítica y el análisis sobre su carrera y futuro políticos estuvieron siempre ausentes. No fue capaz de reinventarse, alejarse a tiempo de la vida pública y regresar cuando hubiera mejores vientos.

Desde el día siguiente a su derrota en 2010, Javier López Zavala buscó y quiso todo lo que se le puso enfrente: la dirigencia estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Puebla, la candidatura al Senado, las dirigencias de los sectores… Y fracasó. Rotundamente.

Lo único que pudo conseguir, y eso como una graciosa concesión del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), fue la diputación federal plurinominal a la LXII Legislatura, que ya concluyó.

Ahora, convertido en el esquirol y la oreja del morenovallismo dentro del tricolor, el político chiapaneco carece de fuerza y credibilidad.

Hoy, nuevamente busca, o cree que lo hace, la postulación a la gubernatura, a pesar de que para todos sus todavía correligionarios queda más que claro que traicionó su causa en 2013 y lo sigue haciendo.

Testigos de propia voz han repetido en más de una ocasión que fue López Zavala quien los llevó a Casa Puebla a presentarlos y proponerlos como candidatos del morenovallismo para la contienda en que el tricolor sufrió su mayor descalabro en la entidad.

Su partido Pacto Social de Integración (PSI) se alió abiertamente con el morenovalismo y fue un agente que influyó en las derrotas priístas.

Este miércoles, el ex poderoso secretario de Gobernación del marinismo salió a decir que tiene mucha fuerza y retó a los demás aspirantes a medirse en un proceso abierto.

Ha perdido el piso. En todas las encuestas, las de su todavía partido y las de enfrente, Javier López Zavala no alcanza los cinco puntos porcentuales en las preferencias internas y abiertas.

No firmó el “Acuerdo de Unidad por el Futuro de Puebla”, el lunes pasado en el CEN, en una reunión encabezada por Manlio Fabio Beltrones Rivera, con el argumento de que a él no lo apoyó Blanca Alcalá ni muchos de los que estaban en ese encuentro. Le asiste la razón, pero es incapaz de medir los tiempos y darse cuenta de su realidad.

Cuando él fue impuesto por el dedazo de Mario Marín, entonces no dijo nada. Hoy denuncia imposición y que no hay piso parejo. Es el clásico: “Al ladrón, al ladrón”.

En su visión aldeana, López Zavala salió a chantajear con que se registrará el próximo 3 de febrero y así acabará de romper la unidad. En realidad, busca lo mismo que Enrique Doger y Alberto Jiménez Merino: amarrar al menos la promesa de que habrá senaduría en 2018.

El ex diputado federal supone que está ante su otrora mentor, Mario Marín Torres, y que con sus amagos puede conseguir sus deseos. Al menos así ocurrió hasta antes de que fuera desterrado del grupo marinista, como muchos otros hicieron. El chantaje como medio de presión.

En este 2016 las cosas son muy distintas y la visión debería alcanzarle para observar más allá de los volcanes. Allá, en la ciudad de México, en Insurgentes Norte.

En principio, le será imposible registrarse, pues la convocatoria que emitirá el CEN este domingo 24 de enero establecerá, como es común, que los aspirantes requieren de la firma de los sectores y las organizaciones.

No sé cómo supone Zavala que le firmará su solicitud de registro Leobardo Soto, de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), o Maritza Marín, de la Confederación Nacional Campesina (CNC), o José Luis Márquez, de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP), o los dirigentes de las organizaciones.

Todos ellos reciben órdenes de sus líderes nacionales y la línea está clara y ya fue emitida a favor de Blanca Alcalá.

Javier López Zavala está destinado al ridículo. Uno más en su larga carrera política.

En el CEN del PRI están al tanto de sus andanzas, traiciones y amenazas, las que no preocupan.

Confundido por la ambición, la ignorancia y la soberbia, los mismos factores que lo llevaron a la derrota en 2010, el chiapaneco olvida algo muy importante, como confió una fuente de la ciudad de México: “a Manlio no se le amenaza. Con él no se juega”.

gar_pro@hotmail.com

One Response to “EL RIDÍCULO DE LÓPEZ ZAVALA”

  1. EL RIDÍCULO DE LÓPEZ ZAVALA says:

    Buy Anonymous Proxies…

    I found a great……

Leave a Reply