ESTEFAN, CONFUSIÓN Y EXTRAVÍO, LAS ARENAS MOVEDIZAS DEL PRI

foto-estefan

El PRI está metido en arenas movedizas; cada movimiento que hace para superar su crisis termina por hundir más a su candidata Blanca Alcalá y sembrar mayores dudas en su militancia.

La llegada del diputado federal Jorge Estefan Chidiac a la presidencia del Comité Directivo Estatal (CDE), lo que sucederá en las próximas horas con la esperada renuncia de Ana Isabel Allende al cargo, genera más confusión que certezas.

La tarde de este martes, el CDE emitió un comunicado en el que anuncia la designación de Estefan como secretario de Organización y de la ex diputada federal Rocío García Olmedo como titular de Acción Electoral. Esos nombramientos no son más que la vía para que, una vez que renuncien la presidenta y el secretario, suban Estefan y García a esas posiciones, respectivamente, por prelación, ya que el periodo estatutario de Ana Isabel Allende concluía hasta 2018.

Este nombramiento –que descarta el de Ricardo Urzúa, quien cayó a raíz del bochornoso “escándalo del helicóptero”- no resuelve la confusión que hay en torno a la campaña de Alcalá; al contrario, la ahonda.

¿Qué confianza puede tener la militancia priísta en Estefan, si el camino sencillo, el día de campo que tuvo en la campaña para llegar a la curul por el Distrito 14 fue pactado con el gobernador panista Rafael Moreno Valle? Le despejaron el camino desde el PAN y Nueva Alianza, pues cejó en su intento de hacerse de ese distrito el dirigente estatal del Panal, Gerardo Islas, por órdenes de Casa Puebla.

¿Qué confianza pueden tener los priístas en Estefan, cuando su concuño es el abanderado de enfrente, Tony Gali?

¿Es fiable cuando su mano derecha, secretario particular y quien fue su propuesta -rechazada por cierto-, para ser su suplente es Elías Abaid Kuri, yerno de Gali?

Jorge está entre la espada y la pared. Entre su lealtad al PRI y su amistad con Blanca Alcalá. Entre sus compromisos con Moreno Valle y su palabra a Emilio Gamboa. Entre el respaldo a su amigo y pariente Tony Gali y su apoyo a la candidata del PRI.

¿Para qué bando va a jugar?

¿O acaso Estefan también forma parte del acuerdo Segob-Casa Puebla para la derrota pactada del PRI en Puebla?

(Por cierto: cuentan que antes que a Jorge Estefan, le ofrecieron la dirigencia estatal del tricolor a Juan Carlos Lastiri. Pero el subsecretario de la Sedatu dijo que no. Que lo primero es el hueso y después la suerte de Blanca Alcalá. Con ello se confirma la socorrida teoría de que el perverso Lastiri animó y empujó a la senadora con licencia a la candidatura solo para deshacerse de ella y tener un rival menos en la lucha por la gubernatura de seis años en 2018. Con esos amigos para qué quiere enemigos la aspirante a la minigubernatura, víctima de toda clase de simulaciones y traiciones, y eso que ¡todavía no comienza la campaña!).

LA TORPE CAMPAÑA EN REDES

Otro desacierto en la campaña del PRI se está viendo ya en redes sociales, desde donde se implementó la “excelente idea” de pedirle a todos los apoyadores de la senadora con licencia que, emulando a la campaña de “ni una más”, en Twitter la respalden con videos y fotos, mostrando carteles de apoyo a la abanderada tricolor.

¿A quién se le ocurre tal error? Si precisamente el PAN se está quejando de que Blanca hace uso político de los feminicidios y se toma precisamente esta estrategia para redes.

Las propuestas de frases para Twitter, que fueron bajadas a los simpatizantes son: “#YoConBlanca porque en 2 años vamos a construir la Puebla… porque escucha la voz de poblanas y poblanos… es sensible y está atenta a sus necesidades… porque va a hacer de Puebla un lugar seguro para todos, especialmente para las mujeres”, entre otras.

ADIÓS A BARAHONA

La Delegación en Puebla de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) tendrá en los próximos días nuevo titular, pues tras una larga cadena de fracasos, conflictos con la clase empresarial y, literalmente, peleas personales con los directivos de las empresas más importantes de la entidad, como Volkswagen, Vanessa Barahona de la Rosa, ya sin padrinos ni apoyos, será destituida de ese cargo.

Desde que llegó en febrero de 2013, la aún delegada tuvo el padrinazgo del subsecretario, entonces de la Sedesol, y hoy de la Sedatu, el citado Juan Carlos Lastiri Quiroz, pero hace ya más de dos meses que ni siquiera le toma las llamadas.

Los yerros de la funcionaria cayeron que ni mandados a hacer, para poder cumplirle también a Enrique Doger, hoy delegado del IMSS, y entregarle, a través de Javier Cacique, la Delegación de la STPS. ¿O será a Javier López Zavala?

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply