MORENO VALLE VS MARGARITA ZAVALA, PRIMER ROUND

foto-rmv-margarita

A Margarita Zavala de Calderón le preocupa, y mucho, Rafael Moreno Valle. Sabe que en una elección abierta contra él son pocas sus posibilidades de ganar. La entrevista que publicó este lunes El Universal evidencia que la aspirante panista evade el enfrentamiento directo con el gobernador. Le teme, le rehúye. En términos pugilísticos, a pesar de que en días pasados recibió dos buenos volados por parte del poblano, ella prefirió irse por las cuerdas en el primer round hacia 2018.

La esposa de Felipe Calderón, a quien Rafael Moreno Valle calificó de inexperta y mujer solamente con “buenas intenciones”, quiso minimizar los logros del mandatario.

Sin embargo, le salió muy mal la jugada con la que pretendió anular en la percepción mediática la fuerza del gobernador.

Para el lector acucioso, su desdén hacia Moreno Valle no hace sino subrayar su temor.

Se dejó ver medrosa hacia su más incómodo adversario, aunque tampoco desatiende la fuerza de su jefe de partido, Ricardo Anaya.

Hoy, la contienda se anuncia entre tres.

Con todo y que a un año tres meses del comienzo del proceso para elegir presidente -arranca en octubre de 2017-, la más reciente encuesta de El Universal da apenas 9 por ciento de las preferencias al poblano, por 33 de Zavala y 18 de Anaya.

En la entrevista, Zavala se colgó de los recientes triunfos del PAN en las 12 gubernaturas que se disputaron y, desde esas ínfulas, dejó fuera del festejo al poblano.

“Gana el PAN y por eso sí quedamos todos contentos y por eso nos da una fuerza especial todos en Acción Nacional… Gana Ricardo Anaya, gana Margarita Zavala, ganamos todos. Ganamos también como opción… Gana el PAN porque también se hace un recuerdo de los gobiernos, no sólo federales sino también locales y en ese sentido nos da muchísima más seguridad”.

El monólogo de la ex primera dama fue interrumpido por el reportero Jorge Ramos Pérez, quien le hizo ver su omisión:

A Rafael Moreno Valle no lo mencionó dentro de los ganadores -le señaló.

—No, sí ganó, y ganó una elección que era previsible que se ganara. Cuando Manlio Fabio Beltrones avisó que iban a ganar 11 suponía que Puebla se perdía para ellos, entonces realmente la hazaña se hace a través de las otras que en términos de encuestas quizá no se esperaban… yo fui a las campañas y la ciudadanía estaba dispuesta…

Menos a Puebla…

—Uno tiene que ir decidiendo cuáles son las que estratégicamente hay que asistir o las que en un momento dado hay que empujar todos juntos…

Y también uno va a donde lo invitan, ¿no?

—También, pero también se invita de acuerdo con estrategias. Tampoco me voy a dejar que nos desunan esas cosas y mucho menos la victoria.

¿Ve a Rafael Moreno Valle como un adversario peligroso, potente?

—Lo veo como un compañero de partido que todavía está decidiendo desde su gobierno cuándo va a empezar. Yo a los adversarios dentro del PAN no los veo peligrosos, los veo como adversarios, nada más.

DE COINCIDENCIAS ESTRATÉGICAS

Coincidentemente —como si la política las tuviera—, este mismo lunes, el ex dirigente del PAN en Puebla e incondicional de los Calderón, Rafael Micalco Méndez, cerró la pinza de la descalificación contra Moreno Valle.

Según su visión, nublada por el resentimiento, al gobernador “no le da para obtener la candidatura del blanquiazul”.

Las dos declaraciones no hacen sino arrojar luz sobre una certeza: Margarita sabe que Moreno Valle la puede derrotar.

Sin duda, lo haría con facilidad en una contienda abierta, y con algún apuro, pero también en una cerrada a la militancia.

De ahí que la misma Zavala de Calderón haya dudado en su respuesta sobre el mejor método y terminara por contestar nada.

En lo interno, ¿cuál es el modelo para elegir candidato presidencial que más le acomoda o con el que más se identifica?

—No se trata de cómo me acomodo más o quién se acomoda más con tal o cual modelo, sino por una serie de condiciones que le permitan al PAN transitar debidamente y que tendrá que ir resolviendo en su momento; espero que las definiciones sean más claras, aunque hay procesos que tienen que apegarse no sólo a nuestros estatutos sino a las leyes electorales…

Doña Margarita, quien en su currículum sólo puede presumir los cargos de diputada federal y asambleísta en el otrora DF, se tropezó así en su propio galimatías.

Contrario a la contundencia de Rafael Moreno Valle, quien se ha pronunciado a favor de que la definición del candidato se dé en elección abierta o cerrada a la militancia, pero en las urnas.

En términos boxísticos, la favorita salió con pies trémulos y no alcanzó a conectar ni siquiera un jab marcado.

Esperemos que la campaña anuncie el siguiente round.

Hasta ahora el retador avanza y los momios están cambiando.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply