LOS MIGRANTES POBLANOS Y SU OPERACIÓN ANTI TRUMP

garganta-lunes

De los dos lados de la frontera, líderes migrantes poblanos y sus familias trabajan sumados a la comunidad latina de Estados Unidos para frenar el hipotético, pero probable, triunfo del magnate Donald Trump, candidato del Partido Republicano a la presidencia del país más poderoso del mundo.

Los paisanos, quienes en los comicios mexicanos, federales y locales suelen dividirse y hasta enfrentarse, hoy están unidos en esa causa.

Coinciden en el esfuerzo lo mismo quienes encabezaron el apoyo a Tony Gali, que aquellos que se declararon aliados de Blanca Alcalá.

Ahora ese activismo se vuelca en una sola dirección, en el apoyo a la demócrata Hillary Clinton, para respaldarla en las urnas el próximo 8 de noviembre.

De hecho, se ha planteado la realización de jornadas de información, allá y acá, así como pinta de bardas en territorio poblano, para concientizar a las familias de migrantes y a ellos también.

Activismo desde las cámaras de comercio en las que participan poblanos en las ciudades de Yonkers, Chicago y Houston, así como a través de clubes poblanos y organizaciones como “Pies Secos”, que encabeza el atlixquense Ricardo Andrade Cerezo.

Están más inquietos en las concentraciones urbanas con mayor presencia de oriundos de Puebla: la zona triestatal de Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut.

También en los estados de Illinois, California y Texas.

En el activismo republicano aparecen los apellidos poblanos Navarrete, Orea, Cabrera, Lira, Navarro, Tovar y Bravo, por mencionar algunos.

Si algo saben hacer esos paisanos que llevan ya décadas en EU y que han obtenido, muchos de ellos, la ciudadanía, es hacer política.

Además, tienen los recursos para hacerlo.

EL POBLANO POWER

De acuerdo con la Comisión de Migración y Asuntos Internacionales del Congreso del estado, que recoge datos de los paisanos, autoridades consulares y hasta de la Pastoral de la Movilidad Humana, hay en EU alrededor de 2 millones y medio de migrantes provenientes de la entidad.

La mayor parte en la zona triestatal, un millón 200 mil, aproximadamente, de acuerdo con la cifra recabada por la comisión legislativa que encabeza Maritza Marín Marcelo.

Unos 300 mil poblanos habitan en la zona conurbada de Los Ángeles, California, además de un número importante, que fluctúa entre los 100 mil y 200 mil, en Chicago y Houston.

Ellos son una parte importante de la comunidad latina, que está amenazada en su conjunto con la indeseable, pero posible, llegada de Trump a la Casa Blanca.

Muchos de esos 2 millones y medio de poblanos, una cifra sin precisar que se estima en decenas de miles, principalmente los migrantes de segunda generación en adelante, están en posibilidad de votar.

Hay que recordar además que los mexicanos son la mayoría de esa fuerza electoral que llega a 27.3 millones de latinos elegibles para votar, y que representa 11.9 por ciento del total de EU.

Hay más datos que fortalecen a los migrantes: de acuerdo con un estudio del Pew Research Center, 75 por ciento de los norteamericanos aprueba que los inmigrantes permanezcan en esa nación.

Además, según la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), los mexicanos en su conjunto contribuyen con 8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos.

POSIBILIDAD NEGRA PARA POBLANOS

Las consecuencias en Puebla serían desastrosas de triunfar Trump, con su política antiinmigrante y abiertamente xenófoba.

Los daños por las deportaciones y la prohibición de emplear a los hispanos se resentirían principalmente en los 65 municipios de Puebla con mayor migración, de entre los que destacan al menos 30 de la Mixteca.

Los migrantes son el sustento de cientos de miles de familias poblanas y de ellos depende en buena medida el desarrollo comunitario, regional y también el estatal.

Su aportación en remesas, tan solo en el primer semestre de este 2016, ascendió a 716.4 millones de dólares (mdd).

Esto representa un incremento constante desde el año pasado, pero que todavía está lejos del máximo histórico de 2011, que en ese año sumó mil 469.6 mdd.

Es el equivalente, con el precio actual del dólar, a más de la tercera parte del presupuesto para la entidad, que en los últimos años ha rondado los 70 mil millones de pesos.

Tan solo el freno de la Corte Suprema al Plan Obama para regularizar a indocumentados resultó muy negativo, pues iba a beneficiar a 600 mil poblanos que cumplen con los requisitos planteados por el presidente de EU.

Ese número de paisanos sigue hoy en la clandestinidad, zozobra y casi a salto de mata diariamente por su irregularidad documental.

Hay que imaginar el potencial daño a la comunidad de poblanos de 2.5 millones de poblanos en total, con el rechazo migrante del republicano.

El triunfo de Trump es, pues, un mal que no se le desea a nadie.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply