EARL: LA SOLIDARIDAD DE LOS POBLANOS PASA POR LAS REDES SOCIALES

imagen-redes-1

Entre el desconcierto por los estragos que Earl ha dejado a su paso por Puebla y la apabullante información que se apoderó del terreno virtual, se asomaron gritos de auxilio, solidaridad y apoyo de los usuarios de redes sociales que, en medio de la tragedia, han dejado una gran lección.

Los usuarios comunes, por ejemplo, la noche del sábado difundieron en algunas cuentas de Facebook (la plataforma que sigue como favorita en México con más de 60 millones de usuarios), imágenes de la lluvia intensa en amplias zonas de la Sierra Norte.

Fue el preámbulo de la tragedia que horas más tarde inundó los muros en Facebook, pero también los timelines de Twitter, donde hasta el medio día de este martes más de 2 millones 700 mil impresiones abordaban los hechos ocurridos en la Sierra Norte y en particular en el municipio de Huauchinango.

imagen-redes-2

imagen-redes-3

Entonces los usuarios buscaron respuestas en las plataformas. A través de las teclas de un móvil preguntaron sobre la situación, pidieron apoyo para destrabar caminos o desenterrar casas atrapadas por un alud de tierra, además solicitaron ayuda para localizar a familiares y amigos.

Aún lo siguen haciendo.

El caso más conocido es la búsqueda de los familiares de la pequeña de dos años de edad, Alicia, quien fue rescatada entre el lodazal. Uno de sus parientes, Joaquín, no tuvo la misma suerte y su madre sigue desaparecida.

Entre palabras de aliento y réplica de las peticiones, las respuestas se van sumando por los enterados, muchos de ellos pobladores o vecinos de la zona.

imagen-redes-4

Mientras esto pasa, en distintas trincheras virtuales el juego es otro.

No ha faltado quien ha aprovechado la situación de emergencia para llevar agua a su molino.

Es el caso de no pocos políticos que pretenden lucrar con la desventura de los poblanos de la Sierra Norte.

Pero la gente no es tonta y todo lo ve y todo lo observa.

Y sabrá valorar el comportamiento de cada quien a pie de urna luego de que esos mismos políticos hayan regresado para volver a pedirles el voto.

Nadie se puede llamar sorprendido.

La tragedia por la que atraviesan comunidades afectadas en la entidad es la primera que el estado enfrenta con la interacción de estas plataformas, y en ellas cada quien asume el rol que le corresponde, necesita o le conviene.

Y el de la gente de a pie se impone a filias y fobias políticas y de intereses mezquinos.

Se trata de ciudadanos comunes que dan muestra de solidaridad y eficacia en el uso empírico de las redes sociales ante una desgracia de esta magnitud.

Ellos son lo que están ofreciendo una gran lección.

Eso queda claro.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply