EL PODER JUDICIAL DE PUEBLA, SEGÚN DOING BUSINESS: ¿MEJORÍA O RETROCESO?

ROBERTO FLORES TOLEDANO . TSJEP

Caracterizado por ser el poder más corrupto, más ineficiente y más opaco del estado de Puebla, una auténtica vergüenza, sorprendentemente el poder Judicial registró una ligera mejoría en el más reciente estudio del informe Doing Business, correspondiente a 2016.

Junto con Jalisco y México, Puebla fue una de las tres entidades que más avanzaron en un aspecto medular: el tiempo y el costo para resolver una disputa comercial, escalando 14 posiciones en el país.

En el –casi siempre intocado, e intocable- Tribunal Superior de Justicia (TSJ) cuentan que los primeros sorprendidos con este inesperado resultado son los propios jueces y magistrados, tradicionalmente empeñados en obstruir, más que en impartir la justicia con autonomía, confianza y rapidez, parámetros medidos por el reporte que exhibe las peores y/o las mejores prácticas del sistema a nivel nacional.

En términos generales, el reporte Doing Business le da una buena calificación a Puebla en materia judicial, un hito frente a las últimas evaluaciones, que lo habían colocado hasta el fondo de la tabla en temas como calidad de los juzgadores y de las resoluciones, imparcialidad en los procedimientos y funcionamiento de los tribunales, pero en los primeros lugares en sueldos, compensaciones y condiciones materiales de los juzgados.

Esta vez, empero, hubo un salto hacia adelante.

Por ejemplo, en el apartado de la calidad de los procesos judiciales, lo puso en el lugar 13, con 10.5 de 18 puntos posibles.

Y en tres de cuatro indicadores rebasó la media:

* Estructura de los tribunales y procedimientos, 3.5 de 5 puntos.

* Administración de causas, 4.5 de 6 puntos.

* Resolución Alternativa de disputas, 2.5 de 3 puntos.

Pero el gran avance es que Puebla ya es el séptimo estado con menos días (207, en promedio) para la presentación, notificación, juicio, sentencia y ejecución.

imagen-poder-judicial-2

Hay, sí, una mejor calificación, aunque todavía insuficiente para superar una oscura y dura realidad: la realidad que nos sigue confirmando que mientras jueces y magistrados se enriquecen a los ojos de todos, los poblanos seguimos recibiendo migajas de justicia.

Y es que, en esencia, el aparato que la administra continúa oxidado y podrido.

El estudio del Doing Business refiere, por ejemplo, un pésimo desempeño en un punto toral: la automatización de los tribunales, donde el TSJ registra cero puntos de 4 posibles.

De acuerdo con el reporte, la automatización se refiere a la digitalización de archivos, la transparencia de los procedimientos y la actuación de los jueces y magistrados, cuya labor sigue transcurriendo bajo las sombras pese a la entrada en vigor del Nuevo Sistema de Justicia Penal.

Otro déficit: el elevado costo de la justicia.

Según el informe, en cuanto al porcentaje del costo de una demanda, Puebla presenta el octavo más alto del país (28.8%), rubro que considera lo que un ciudadano debe pagar por un abogado, por el juicio y por la ejecución de una sentencia.

En otras palabras: en Puebla la justicia sigue siendo cara, o sólo para quien puede cubrirla con su chequera.

Sí, hay un avance en muchas de las prácticas de los integrantes del Poder Judicial del estado, pero aún falta mucho por hacer y mucho por corregir.

Por eso que nadie eche las campanas al vuelo, y menos que nadie el presidente del TSJ, Roberto Flores Toledano, hoy más interesado en ser ratificado en febrero próximo, en el inicio del nuevo gobierno del estado, que en vigilar con lupa el desempeño de jueces y magistrados.

Ahí está el misterioso caso del “pulcro” juez de control León Mata, quien hace unos días alegó supuestas deficiencias en la integración de la carpeta de investigación del caso de los 8 policías de Amozoc presuntamente involucrados en el delito de robo de combustible de Pemex y, sin ningún empacho, los dejó libres, total y completamente libres.

Un caso con mar, mucho mar de fondo, más allá de las inconsistencias ciertamente cometidas por la agente del Ministerio Público, María del Pilar Macedo.

***

GERARDO ISLAS TAPA BOCAS

foto-gerardo-islas

El pasado martes, la dirigente estatal y diputada del PRD, Socorro Quezada Tiempo, criticó con dureza la política social emprendida por el gobierno del estado de Puebla.

En respuesta, el secretario de Desarrollo Social (Sedesol), Gerardo Islas Maldonado, decidió acudir este miércoles a la sesión de la Comisión de Desarrollo Social, a la que pertenecen la propia Socorro Quezada y los diputados Jorge Otilio Hernández Calderón y Jorge Aguilar (del PAN), Silvia Tanús (PRI), Carlos Martínez Amador (PRD), Lizeth Sánchez García (PT) y Carlos Daniel Hernández Olivares (CPP).

Durante dicha sesión, de la que únicamente se ausentó Hernández Calderón y que devino en una especie de mini comparecencia, el funcionario estatal presentó los avances, la inversión y los programas en la materia de la administración morenovallista, todo un reto a tan solo tres meses de haber asumido el cargo.

Entre otras cosas, Gerardo Islas destacó que según el INEGI y el CONEVAL, Puebla ha tenido un importante avance en los siguientes rubros: acceso a los servicios de salud, pasando del cuarto al primer lugar nacional; alimentación, del 28 al primero; servicios básicos de vivienda, del séptimo al primero, e ingresos, del 26 al primero.

Al final, el secretario de Desarrollo Social –que destacó la labor del gobernador Rafael Moreno Valle y de su antecesor en la Sedeso, el hoy alcalde de Puebla, Luis Banck Serrato, para conseguir dichos indicadores- logró convencer a los legisladores y sobre todo cambiar la percepción de la citada Socorro Quezada.

De hecho, la perredista le dijo, textualmente:

“Superaste las expectativas… Muchos criticaron tu nombramiento y hoy nos demuestras que eres un hombre de resultados y con profunda sensibilidad”.

Del cielo a la tierra.

De la crítica al elogio.

Y en menos de 48 horas.

***

PEÑA NIETO: A JESURALEN EN LUGAR DE SAN JOSÉ CHIAPA

foto-pena-nieto

Este miércoles por la tarde la Presidencia de la República dio a conocer que Enrique Peña Nieto asistirá el viernes al funeral de Estado del ex presidente de Israel y Premio Nobel de la Paz 1994, Shimon Peres.

Estará presente, al igual que otros jefes de Estado, en las honras fúnebres que se realizarán en la parcela de los Grandes de la Nación en el Monte Herzl, en Jerusalén.

Queda, pues, cancelada su visita a Puebla –programada para el mismo viernes- para encabezar la inauguración de la planta de Audi en el municipio de San José Chiapa.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply