EL IMCO DESPIDE CON BUENAS NOTAS AL GOBIERNO MORENOVALLISTA

imagen-1-columna

Puebla comparte el primer lugar con otras dos entidades federativas como la más transparente en materia presupuestal, lo que se dice fácil pero no es sino resultado de la disciplina impuesta desde 2011 por el grupo morenovallista, en especial por el ex secretario de Finanzas y Administración y actual jefe de la oficina del gobernador, Roberto Moya Clemente, clave por cierto en estos momentos en la negociación con la Secretaría de Hacienda para el presupuesto 2017.

A diferencia del marinismo, que entregó un estado ruinoso, con múltiples deudas y con las arcas casi vacías, Rafael Moreno Valle heredará finanzas sanas, entre otras cosas porque aumentó sustancialmente la recaudación de ingresos propios, un rubro en el que salieron reprobados todos los anteriores gobernadores.

De acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) a través del Índice de Información Presupuestal Estatal (IIPE) 2016, Puebla avanzó sostenidamente en los últimos años, situación diametralmente opuesta a la de estados como Veracruz, Oaxaca, Chihuahua y Sonora, donde sus gobernadores están huyendo de la acción de la justicia o totalmente desprestigiados y envueltos en escándalos de corrupción y malos manejos.

En la evaluación del IIPE de este año, Coahuila, Jalisco y Puebla son los únicos que cumplen al 100% los criterios de evaluación, a diferencia de Quintana Roo (48%), Michoacán (50%), Ciudad de México (53%), Querétaro y Zacatecas (56% cada uno).

En 2010, Puebla estaba profundamente rezagado en esta materia, pues sólo cumplía con el 49% de la Evaluación del IIPE.

El IIPE es un estudio que mide la calidad de la información presupuestal de las entidades federativas, verifica el cumplimiento de las obligaciones de contabilidad gubernamental, fomenta una serie de buenas prácticas contables y tiene como propósito eliminar condiciones de opacidad.

Sobre todo permite saber cuánto, cómo y en qué se va a gastar el dinero público, lo que hoy es un verdadero lujo en tiempos tan oscuros en la política nacional.

De hecho, pese a que existe una campaña de desprestigio –que por supuesto tiene que ver directamente con las aspiraciones presidenciales de Moreno Valle-, en el renglón de las finanzas públicas, el análisis del IMCO sitúa al estado poblano entre los que menos se han endeudado en los últimos años, esto a pesar de que la deuda estatal global ha sido superior a la federal: 121% contra 75% respectivamente.

El IMCO es una fuente de información sólida y de prestigio; no hay forma de manipular o alterar los datos que ofrece.

Es referencia para inversionistas nacionales y extranjeros, que lo toman en cuenta para la toma de decisiones.

No son pocos los que esperaban un final de sexenio trágico –y sangriento- en materia presupuestal.

Pero van a tener que buscar en otro libro de historia.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply