ARMENTA, EL DETRACTOR DE MORENA

foto-armenta

La primera iniciativa del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) en la Cámara de Diputados, fue desacreditada por el resto de los grupos parlamentarios que la consideraron oportunista y populachera, por decir lo menos.

En septiembre de 2015, MORENA propuso, entre otros conceptos, reducir a la mitad los salarios del Presidente de la República, legisladores, gobernadores y altos funcionarios públicos, lo que representa un ahorro de más de 400 millones de pesos, según sus cálculos.

La intentona del partido se ha replicado en lo local; por ejemplo, en Chihuahua las huestes morenistas plantearon la Ley de Austeridad del Estado que va en el mismo sentido, pero también han hecho propuestas similares en Querétaro, Campeche y Tamaulipas.

En aras de venderse como un partido político preocupado por el despilfarro de los recursos públicos, la reducción de los salarios se ha convertido en una especie de estandarte del movimiento de Andrés Manuel López Obrador y que, por supuesto, ha encontrado férreos detractores nacionales y regionales.

En Puebla hubo uno en particular: el marinista Alejandro Armenta Mier.

En aquel septiembre de 2015, Armenta se dio vuelo en conferencias y entrevistas con la prensa para manifestar su rechazo a la simple idea de reducir a la mitad la dieta mensual que recibe como diputado federal (que es superior a 70 mil pesos).

La propuesta, dijo entonces rodeado de sus comparsas de San Lázaro en un encuentro con los medios poblanos en La Tocinería, “es un show para confundir a la gente”.

imagen-armenta-2

Bravucón, como es, el diputado federal del tricolor remató con el argumento de que se trataba de una medida populachera; Jorge Estefan Chidiac, quien estaba a su lado, le celebró la sesuda conclusión.

i-magen-armenta-3

imagen-armenta-4

El cinismo y la incongruencia que definen a Armenta quedaron visibles de un plumazo, literalmente, cuando firmó hace unas semanas el Acuerdo de Unidad Nacional promovido por el partido de López Obrador.

imagen-armenta-1

Lejos quedó la idea de que este pacto sea un asunto populachero y un mero espectáculo de cara al proceso electoral, a pesar de que el autor es el mismo de la reducción de los salarios que tanto escozor le produjo.

En la amnesia política, contagiosa y convenenciera, “El Peje” hizo mutis y decepcionó –o al menos confundió- otra vez a sus seguidores (no a los fanáticos que ciegamente creen en sus poderes de indulto), al recibir a semejante personaje en el templete.

Y es que Alejandro Armenta demostró ser el detractor de uno de los más importantes postulados del lopezobradorismo, aquel que dice: “no puede haber gobierno rico con pueblo pobre”.

El mismo Armenta paladín del Pacto Por México y las reformas estructurales. Uno de los diputados federales que avalaron el alza del 20 por ciento al precio de las gasolinas –el gasolinazo- que tanto repudiaron los fieles de López Obrador.

Armenta Mier, el último dirigente estatal del PRI en la administración del impresentable “góber precioso”, Mario Marín Torres, su muy cercano, su operador. Al menos de eso lo acusaron las propias redes de MORENA en la reciente elección.

imagen-armenta-5

¿Cómo sostener tanta incongruencia?

No basta con cambiarse el nombre de usuario en Twitter -de @AArmentaMier al ridículo @armentacontigo- o inmolarse con un video para borrar su pasado priista. Aunque él así lo crea.

imagen-armenta-6

Tal vez sólo con la absolución divina del líder de MORENA, “El Peje“, que como ya hemos constatado -pero no está por demás recordarlo-, ha ignorado el pasado de éste y otros personajes, y seguramente lo seguirá haciendo en aras de alcanzar la presidencia que tanto ha anhelado desde hace 18 años.

Faltaba más.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply