PEÑA NIETO Y TONY GALI, ECOS DE UNA RELACION REPUBLICANA

foto-epn-gali

En lo institucional y en lo personal, Enrique Peña Nieto y el gobernador Tony Gali han conseguido establecer una relación coordinada, directa y franca, alejada de los cálculos político-partidistas y la contaminación que representa la cercanía de los procesos electorales de 2018. Es una relación republicana químicamente pura. Sin necesidad de endulzarse los oídos y haciendo a un lado cualquier voz que incite al sonido de los tambores de guerra en el PRI local, los gobiernos federal y estatal han dado muestras de cooperación y sincronía, en el combate a los chupaductos, en la gestión directa para la liberación de recursos y en la agilidad de los apoyos. Hay un mismo equipo para Puebla.

Lo ha dicho el Presidente: “Entendemos que no importando el origen partidista que tengan los gobiernos, estamos resueltos, como hemos venido, además, acreditando, a hacer equipo y a trabajar de manera unida“, le dijo a Peña a Gali apenas el martes pasado, en la inauguración de la unidad habitación en la Zona Militar.

Ese trabajo conjunto del que habla el mexiquense no es nuevo.

Quedó anunciado desde antes de que Gali rindiera protesta como gobernador y fue claramente, clarísimamente, ratificado, cuando en trato directo con el secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), el gobernador poblano consiguió -a principios de este mes- la liberación de 623 millones de pesos, que ya habían sido aprobados en el PEF 2017 para distintas obras.

El combate al huachicol, que echó por tierra la perversa intención de politizar el tema, repartir culpas y socavar la imagen de la administración del estado, también es muestra del nivel de coordinación entre los dos gobiernos.

La guerra contra la extracción ilegal de combustible a los ductos de Petróleos Mexicanos también se ha asumido como propia en Los Pinos, sin regateos.

En las formas también se manifiesta el fondo y se hace patente esta relación republicana.

Como casi en ningún otro estado, Peña Nieto ha venido a Puebla, ya en las dos ocasiones en la era Gali, acompañado de su gabinete entero la primera vez en el Día del Ejército, y los más representativos integrantes en esta segunda del martes pasado.

En la sede de la XXV Zona Militar acompañaron a Peña Nieto el titular de Gobernación y jefe de gabinete, Miguel Ángel Osorio Chong; el secretario de la Defensa Nacional (Sedena), el general Salvador Cienfuegos Zepeda; el procurador General de la República, Raúl Cervantes Andrade, y la titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Rosario Robles Berlanga.

Con Gali, por su parte, estuvo su gabinete en pleno y el alcalde Luis Banck.

El poblano ha sabido ser recíproco en la tersura del trato y en su papel de anfitrión.

Hay más señales.

Los saludos entre los dos son cálidos y no se enuncian referencias fuera de contexto en los discursos.

Hay entendimiento completo.

Gali hace su parte al también ignorar el calor político, la grilla sin sentido.

Esa cordialidad no gusta a algunos priístas que, con visión rijosa, quisieran un pleito encarnizado –el mismo pleito entre Peña Nieto y el hoy ex gobernador Rafael Moreno Valle que se quedaron esperando sentados durante seis largos años-.

Ente octubre y noviembre, viene la negociación del Presupuesto de Egresos 2018, en donde para la fortuna de Puebla, Tony Gali tiene derecho de picaporte con Antonio Meade, de la SHCP.

No está supeditado a la “buena voluntad” de los diputados federales y así ha sorteado, con paciencia y habilidad, los obstáculos que le han querido poner algunos.

En referencia al dicho popular de “es tan poco el amor como para desperdiciarlo en celos”, las dos administraciones, la de la República y la estatal, se han propuesto aprovechar el tiempo tan breve que tendrá el gobierno galista.

Ni desde Los Pinos ni desde Casa Puebla se actúa con la mirada puesta en 2018.

No, por el momento.

Se ha ponderado la eficacia antes que la disputa partidista estéril.

Eso, sin duda, es de agradecerse y evidencia el oficio político.

En este caso, de los dos lados y de los dos mandatarios.

gar_pro@hotmail.com

One Response to “PEÑA NIETO Y TONY GALI, ECOS DE UNA RELACION REPUBLICANA”

  1. PEÑA NIETO Y TONY GALI, ECOS DE UNA RELACION REPUBLICANA says:

    Buy Elite Proxies…

    I found a great……

Leave a Reply