“LA CÉLULA” Y LA GUERRA CONTRA EL HUACHICOL EN PUEBLA

foto-celula

El combate al robo de combustible no puede ir más en serio en Puebla. A los rondines y operativos contra la ordeña de hidrocarburos, así como a la detención de integrantes y cabecillas de las bandas huachicoleras, se ha sumado el próximo asentamiento de la milicia en el municipio de Oriental.

El tema no es menor.

Y es que, por sí mismo, el rescate de “La Célula”, a diez años de su construcción y abandono, es un éxito cuando hablamos de que, por fin, se harán útiles los más de 400 millones de pesos invertidos durante el sexenio de Mario Marín Torres, cifra que, por cierto, fue más del doble de lo anunciado originalmente.

El principio de este logro se dio en febrero pasado, cuando el gobierno de Tony Gali tuvo conocimiento de que la Sedena buscaba nuevos espacios para instalar su industria militar. A partir de ese momento comenzaron los acercamientos, las proyecciones y las negociaciones que se extendieron hasta agosto. Un personaje clave en el proceso fue, sin duda, Michel Chaín Carrillo, secretario de Competitividad, Trabajo y Desarrollo Económico (Secotrade), uno de los mejores funcionarios de la actual administración.

Valga la analogía para decir que todo llegó a buen puerto cuando la Sedena y el gobierno del estado firmaron el convenio de marras para la reubicación de la industria militar, unidades tipo corporación, unidades habitacionales y cualquier otra obra de infraestructura y actividades castrenses.

Por si fuera poco, la inversión inicial de mil millones de pesos para comenzar con las obras de infraestructura, generará al menos cinco mil empleos directos y 12 mil indirectos una vez que se haya concluido la reubicación. Este tema potencializa los beneficios cuando hablamos de un municipio con un promedio de 20 mil habitantes.

Hay quien equipara la llegada de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) a Oriental con lo que en su momento representó la instalación de Volkswagen de México en Cuautlancingo o incluso de Audi en San José Chiapa, aunque eso, en realidad, sólo lo determinará el tiempo.

El reforzamiento de la presencia militar en el estado, como decía al principio, se da en un momento idóneo, cuando hay suficiente constancia de las actividades para combatir el robo de combustible y de que poco a poco se va ganando la guerra a la industria del huachicol, guerra iniciada por el gobernador Gali, con el decidido apoyo de la propia Secretaría de la Defensa Nacional y de la Secretaría de Marina Armada de México, además de la PGR.

Por si algo faltara, la posición geográfica en la que estará situada la base de las actividades castrenses es inmejorable: en los linderos de un estado con alto índice delictivo como lo es Veracruz.

La participación de la Sedena y su decisión de instalarse en “La Célula”, también confirman el compromiso y la confianza que existen hacia la administración de Tony Gali, luego de que muchas –e importantes- empresas (tanto nacionales como extranjeras) desdeñaron ocupar las 600 hectáreas del complejo, a pesar de la fuerte etapa de promoción implementada de 2009 a 2015.

Pero, sobre todo, tras una etapa en la que los militares estuvieron en el ojo del huracán por los sucesos ocurridos en Palmarito Tochapan, donde cuatro de ellos perdieron la vida y un sector de la opinión pública los señaló de actuar con beligerancia contra civiles, y que incluso uno más de los militares está bajo proceso de investigación por el homicidio de un presunto criminal.

El binomio “La Célula”-Sedena es ya un éxito por donde se le vea.

Y es de esperarse que, conforme se acerquen las elecciones de 2018, se levanten voces que se opongan al proyecto, con fines más políticos que sociales.

Sin embargo, es palpable que el rescate del elefante blanco, emblemático del sexenio marinista, traerá consigo buenos dividendos al estado, pero más aún, evidencia que hay una estrategia clara y precisa para combatir a la delincuencia organizada, que ha encontrado en el robo de combustible su modus vivendi y dañado gran parte del tejido social.

¿O me equivoco?

gar_pro@hotmail.com

One Response to ““LA CÉLULA” Y LA GUERRA CONTRA EL HUACHICOL EN PUEBLA”

  1. “LA CÉLULA” Y LA GUERRA CONTRA EL HUACHICOL EN PUEBLA says:

    Seo Proxies…

    I found a great……

Leave a Reply