28 días

Lesly Mellado May

Justo cuando iniciaba en Puebla la era de “abre los ojos”, yo estaba confinada en la sierra poblana padeciendo un cuadro de conjuntivitis que se complicó con laringitis y una afección en el oído.

Estaba, pues, ciega, muda y sorda, así que no pude fisgonear a gusto la unción de Rafael Moreno Valle Rosas como gobernador.

Volví al trabajo el 8 de febrero cuando ya estaban en el Congreso sus iniciativas para empezar a dar forma a su gobierno.

Y entonces sí abrí los ojos y no justamente por los medicamentos que hicieron lo suyo y me devolvieron los sentidos.

El Poder Legislativo, sin agenda propia, dio pase libre a las disposiciones del gobernador como en los buenos, los mejores y los mismísimos tiempos del PRI.

Las primeras medidas morenovallistas fueron el aumento de penas para invasores de predios, la ley de Proyectos para Prestación de Servicios, y la regulación al ejercicio periodístico a través de sanciones económicas.

A 28 días de gobierno, el mensaje de Moreno Valle, el que yo entiendo es: mano dura contra quien pueda representar una voz disidente y mano abierta a los negocios.

Con eso, cualquiera abre los ojos, hasta los que padecen conjuntivitis, y alza la voz aunque tenga laringitis.

Un comentario para “28 días”

  1. LyraAshley dice:

    Mano dura en contra de todo aquél que sea talento poblano, en éste Estado sólo es digno de obtener la ejecución de un proyecto aquél que viene del extranjero, que habla inglés y que cobra en dólares.

    Nada ha cambiado desde el virreinato, nos siguen vendiendo espejitos a cambio de nuestro oro. Y seguimos pagando alegres, les bailamos con un “penacho”, el desprecio por lo nuestro es premiado con nuestras mujeres y agradecemos los abusos de autoridad.

    ¿Qué necesitaremos los poblanos, los mexicanos, aunque hablemos inglés y hayamos estudiado en el extranjero, para reaccionar y defender lo nuestro? De nada sirve que seamos hijos de alemanes, franceses o indígenas, el síndrome del que se agacha sigue siendo el mismo, la foto del Secretario de Educación frente a Hillary lo demuestra, nos impresiona el guerito, aunque ese guerito nos desprecie y se quede con nuestro oro, con nuestras mujeres y con nuestros tesoros…

Deja un comentario