Grillas y regrillas partidistas

Este jueves se prevé que esté en la ciudad de Puebla el dirigente nacional de la Fundación Isidro Fabela, organismo que no busca otra cosa que promover dentro de la sociedad civil las aspiraciones presidenciales de Enrique Peña Nieto.

Antonio Peña del Mazo –tío del gobernador del estado de México- se presentará bañado y planchado en el hotel Camino Real con una sola misión: tomar protesta al presidente del capítulo Puebla de la citada fundación.

Pero habrá novedades, entre otras que el presidente ya no será el ex diputado federal y ex secretario de Desarrollo Social Alberto Amador Leal.

Y es que Alberto, de lo poco rescatable en el PRI, fue fuertemente grillado por sus paisanos priístas de Huauchinango: lo acusaron de excluir a distintos grupos y miembros del partido que también se la quieren jugar con el novio de “La Gaviota”, y las quejas encontraron eco.

Hasta la noche del miércoles el nombre que se manejaba para entrar al relevo de Amador Leal era el de Alberto Jiménez Merino, mediocre diputado federal y gris ex secretario de Desarrollo Rural, dizque porque ofrece un perfil “más neutral”.

Por cierto: no le extrañe que al acto que encabezará Peña del Mazo se presente el ex candidato a Casa Puebla Javier López Zavala, pero nuevamente lo hará en calidad de colado.

Y es que oootra vez no está invitado.

¿La razón?

Su sola mención a Peña Nieto sigue causando algo muy parecido a la repulsión.

¿Por qué será?

***

Varios ojos vieron salir más que contento –casi dando brinquitos- de la oficina del secretario general de Gobierno, Fernando Manzanilla Prieto, a Luis Miguel Barbosa Huerta, mejor conocido como “El Ñoño”, la noche del pasado lunes.

El verdadero dueño del PRD en Puebla andaba muino, muy muino, porque de un día para el otro se enteró que por decisión del gobernador Rafael Moreno Valle lo bajarían del negocio: es decir, le quitarían el control del Instituto de Adultos Mayores.

Imagínese el drama de perder padrones, clientela electoral y sobre todo presupuesto, entre otros beneficios, para construir su sueño dorado de llegar algún día al Senado (claro, por la vía plurinominal).

“El Ñoño” lloraba por los rincones cuando de repente el cielo se le iluminó: fue recibido por Manzanilla, quien después de leerle la cartilla (le dijo: primero los compromisos del gobernador con los adultos mayores y luego los del sol azteca), le informó que el PRD seguirá al frente del instituto.

¿A dónde se habrá ido a celebrar después de su reunión en lo oscurito en Casa Aguayo?

***

Las versiones sobre las intenciones de reventar la asamblea del próximo domingo por parte del dirigente estatal del PAN, Juan Carlos Mondragón, no son un invento de Roberto Grajales y Ángel Alonso Díaz Caneja.

Hay evidencia sólida de que la facción de El Yunque que representa Mondragón tiene ya todo un plan para impedir que haya quórum.

La jugada –que incluye haber citado al cónclave ¡en el Día del Padre!- tiene como base un singular artículo de los estatutos del PAN que palabras más, palabras menos, señala que en caso de que no pueda celebrarse la asamblea para elegir al Consejo Estatal, será facultad del Comité Ejecutivo Nacional designar a los integrantes de dicho consejo.

Mondragón le apuesta a este escenario, pues las cuentas ya no le salen y antes de hundirse como el Titanic, quiere dar un duro golpe al gobernador Moreno Valle, cuyas huestes están listas para tomar el control del máximo órgano de dirección del partido azul en Puebla.

¿Lo logrará Mondragón?

En el entorno de Grajales y Alonso Díaz Caneja lo dudan, y mucho.

¿Pues qué le saben?

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply