PRD: Recuento de Daños

Después de un proceso electoral viciado y lleno de irregularidades en el PRD de Puebla, las diferentes corrientes internas siguen acusándose mutuamente de fraude.

Jorge Méndez Espínola, de la corriente Izquierda Democrática Nacional, junto con Elba Cerezo, Luis Ortega Morales y otros pequeños grupos perredistas, impugnarán el desaseado proceso del pasado domingo.

Más de 30 casillas no se instalaron; sin embargo, en las últimas horas algunas de éstas milagrosamente han aparecido ¡y con votos en favor de Nueva Izquierda! (NI), la tribu dueña de la prostituida franquicia política.

En el distrito de Zacatlán, por ejemplo, todos los paquetes electorales son “zapato” para NI; en Caxhuacan, Ixtepec, Zitlala y Ahuacatlán no hubo vigilancia de ninguna otra planilla y Nueva Izquierda -con su comandante en jefe Luis Miguel Barbosa Huerta a la cabeza- se despachó con la cuchara grande y sin escrúpulo alguno.

En la Mixteca poblana, los seguidores de Arnulfo Venegas, también de NI, de plano le arrebataron los paquetes electorales a la corriente de Franco Barbosa y Martha García Rocha.

En la Sierra Norte no se instalaron todas las urnas o llegaron tarde, pero varias aparecieron con cientos de votos a favor de NI.

En el distrito de Huachinango hizo lo propio Roxana Luna, de la corriente Alianza Democrática Nacional. Multiplicó los votos, como en la parábola de los panes y los peces, y sin la ayuda de ningún mago.

En la zona de San Nicolás de los Ranchos, pegadita al Popo, NI llevó al extremo las conocidas prácticas priístas y “embarazó” más de 10 urnas. Cuentan que algunas de ellas ya llegaron llenas de votos a la hora de instalarlas para iniciar el proceso para elegir consejeros nacionales y estatales. A las otras las retacaron de sufragios a lo bestia durante el resto de la jornada.

En la ciudad de Puebla la historia no fue diferente: hubo robo de casillas en Amalucan, el mercado Hidaldo y Zaragoza, y poco faltó para que, acorde con la temporada, votaran hasta los muertos.

Por todo ello, y más, Nueva Izquierda (¿quién más?) mantendrá el control del próximo Consejo Estatal, puesto que se quedará con cerca de 60 consejeros, mismos que –como es costumbre- impondrán a los candidatos que ordene el “Ñoño” Barbosa Huerta.

Y eso que, según cálculos objetivos, sólo el 10 por ciento del padrón (que, como aquí le dije, fue previamente inflado) de 50 mil “perredistas” acudió realmente a votar.

Como es natural, Barbosa Huerta –cacique de largo y retorcido colmillo- encabeza la planilla de consejeros nacionales por Puebla; es una posición sumamente importante, pues le permite seguir viviendo del PRD a toda nalga (es un “izquierdista” de langosta y champagne) y manteniendo el control absoluto del partido en el estado.

Todos, todos los integrantes de la burocracia dorada de NI serán consejeros estatales, pues, ¡oh casualidad!, todos arrasaron en las urnas.

Bueno, hasta se dieron el lujo de tener a sus golpeadores operando en las casillas (y si no que lo cuente el regidor Arturo “El Sapo” Loyola, que fue agredido por uno de estos gorilas en una casilla de la junta auxiliar de Zaragoza).

Desde el pasado martes, cuando se haría la primera revisión de los paquetes electorales, Nueva Izquierda tomó la sede del partido y evitó que los representantes de las demás corrientes ingresaran al local que está justo enfrente (y no es ninguna desafortunada casualidad) de la Arena Puebla.

Tienen literalmente secuestrada la paquetería, que había llegado en un 80 por ciento. Les dio suficiente tiempo de sellarla y falsificar las firmas de los representantes de las otras tribus.

Tres corrientes presentaron una denuncia ante el Ministerio Público de la Delegación Centro, pero las autoridades tardaron años en acudir para dar fe de los hechos y los soldados de Barbosa Huerta operaron a sus anchas (y a sus largas).

Nueva Izquierda, Foro Nuevo Sol y Alianza Democrática Nacional tienen una alianza para evitar que las demás corrientes tomen el local partidario.

El “dirigente” local, un tal Miguel Ángel de la Rosa, está escondido desde el pasado lunes y no pisa el PRD ni por descuido.

El partido es un verdadero desastre.

Ya lo dijo el clásico:

¡¡¡¿Pero qué asquerosidad es esto?!!!

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply