APUNTES SOBRE LA DELIRANTE TEORÍA DEL “FRAUDE” EN PUEBLA

foto-morena1

Hace algunos días, personajes de Morena dieron a conocer la solicitud que hicieron al Instituto Nacional Electoral (INE) buscando la remoción de los siete consejeros que integran el Instituto Electoral del Estado (IEE) de Puebla, algo que a pocos extrañó sobre todo si se mira un poco hacia atrás y se observa con atención toda la presión que ejercieron los representantes y candidatos de la coalición “Juntos Haremos Historia” ante la autoridad electoral local, tratando a como diera lugar que los resultados del pasado 1 de julio coincidieran con la polémica encuesta de salida publicada por Consulta Mitofsky el día de la elección.

Hay que recordar que el 14 de junio, el ex consejero del IFE y asesor de Andrés Manuel López Obrador, Jaime Cárdenas, en compañía de Germán Martínez y los senadores Luis Humberto Fernández y José María Martínez, estuvieron en Puebla y se reunieron con los consejeros del IEE, con la amenaza de contar con un grupo importante de observadores internacionales para vigilar el proceso electoral e impedir el supuesto fraude.

En la rueda de prensa convocada por estos personajes aquel día, manifestaron escasas inquietudes concretas, relacionadas principalmente con la acreditación de sus representantes ante las mesas directivas de casilla y la forma de entrega de los paquetes electorales a los funcionarios por parte de los capacitadores y asistentes electorales del Instituto Nacional Electoral.

La narrativa del supuesto fraude continuó a finales de junio, durante la última sesión del Consejo General del IEE, en la cual los representantes de Luis Miguel Barbosa, ex candidato de “Juntos Haremos Historia” al gobierno de Puebla, sacaron sus cartulinas y se dedicaron a hacer señalamientos que fueron atendidos en su totalidad al día siguiente, en una reunión a puerta cerrada convocada por el consejero presidente, Jacinto Herrera Serralonga, y en la que participaron todos los consejeros y los representantes de la coalición integrada por Morena, PT y el PES.

El mismo día de la elección siguieron las acusaciones y alusiones personales contra los consejeros y la secretaria Ejecutiva del IEE, sobre todo después del anuncio del primer resultado oficial pasada la media noche: el Conteo Rápido del INE, sin que salieran a la luz elementos tangibles que sustentaran sus reclamos, además de la constante intromisión del ex titular de la FEPADE, Santiago Nieto, en las acciones y los criterios adoptados por el organismo electoral local.

No obstante todo lo anterior, durante los cómputos distritales, el IEE les concedió el uso de la lámpara de luz negra para corroborar la autenticidad de las boletas en la apertura de paquetes debido a una solicitud que hizo el PT e inclusive se le permitió al candidato de esa coalición por el distrito 2 con cabecera en Huauchinango, que estuviera presente durante la sesión de cómputo supletoria en la sede del Consejo General, en compañía de sus asesores provenientes del norte del país, quienes se dedicaron a intimidar e interrumpir la sesión, lo que pudo haber sido señalado por los representantes de los demás partidos o por el propio Instituto como violación al principio de imparcialidad.

Pareciera, entonces, que los consejeros del IEE se dedicaron a atender los caprichos y berrinches de estos personajes.

Lo malo para la gente de Luis Miguel Barbosa es que a pesar de todas las presiones ejercidas durante el pasado proceso electoral, los únicos resultados que coinciden son los oficiales, tal y como ocurrió en todos los demás estados que eligieron este 2018 titular del poder Ejecutivo: el Conteo Rápido a cargo del INE, así como el Programa de Resultados Electorales Preliminares y los Cómputos Distritales Finales, mismos que le dan el triunfo a Martha Erika Alonso.

Por cierto, a finales de la pasada semana, gracias al periódico 24 Horas de Puebla, nos enteramos que “ninguno de los institutos internacionales que desplegaron observadores para la elección de Puebla respaldó la presunta teoría del fraude para favorecer a la panista Martha Erika Alonso, como afirmó el ex candidato Miguel Barbosa y la dirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky.

“En los cuatro informes presentados ante el Instituto Nacional Electoral (INE) por las misiones internacionales se reconoce el triunfo de la gobernadora electa, aunque se hace alusión a una “complicada fase poselectoral” motivada por la impugnación que presentó el ex candidato de la alianza “Juntos Haremos Historia”.

“También se señala que aunque hubo incidentes de violencia que motivaron el cierre de casillas durante la jornada electoral, ninguno de estos episodios puso en riesgo la jornada electoral.

“Los cuatro reportes fueron elaborados por el Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral (IDEA Internacional), la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore), el Instituto Interamericano de Derechos Humanos (IIDH) y la Misión de Visitantes Extranjeros de la Organización de los Estados Americanos (MVE/OEA).”.

¿Así o más delirante la teoría del “fraude” en Puebla?

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply