Sabotaje: Testimonios del Más Acá

Una serie de testimonios grabados confirma lo que ya se afirmó acá: detrás de la “espontánea” rebelión en las filas policiacas de Puebla están el PRI y sus dirigentes más visibles.

Integrantes de la Policía Estatal han decidido levantar la voz para denunciar una acción orquestada para desestabilizarlas y llevar al terreno electoral el sensible tema de la seguridad pública.

Como se dijo, desde hace semanas, operadores bien identificados del delegado priísta Fernando Moreno Peña se han venido entrevistando, en grupos pequeños, con aquellos policías que en los últimos meses fueron dados de baja de las policías Municipal y Estatal por no aprobar las pruebas de confianza a que fueron sometidos.

El descontento de los ex efectivos ha sido perfectamente canalizado y utilizado con un fin evidentemente electorero y de franco golpeteo contra el gobierno de Puebla y el ayuntamiento capitalino.

Moreno Peña se ha encargado de transmitir el mensaje a los resentidos: todos, sin excepción, serán recontratados, sin importar las susodichas pruebas de confianza, en cuanto Enrique Agüera asuma el poder municipal.

Una oferta difícil de rechazar, como diría El Padrino, para quienes salieron con sed de venganza de las filas policiacas y son presa fácil de los “magos” de la guerra sucia.

En uno de los testimonios, que forman parte de una investigación amplia sobre el delicado asunto, uno de los denunciantes -cuya identidad se cuida para evitar represalias- lo dice claro: a los ex policías el PRI les ha dicho que “les va a regresar la chamba, pero antes tienen que entrarle a la campaña negra” y “crear problemas” en las fuerzas de seguridad de aquí al 7 de julio.

Eso incluye realizar paros de labores, denunciar supuestos o reales malos tratos, sabotear las tareas de vigilancia y contribuir a extender la percepción de que Puebla sufre graves, gravísimos problemas de inseguridad.

Como se ve, el PRI ha decidido jugar con fuego con tal de ganar en las urnas. Olvida, tal vez, que el de la seguridad pública es, antes que todo, un tema de gobernabilidad en el que el Estado poblano no puede tolerar intromisiones ni manipulaciones de carácter político y electorero.

Los testimonios son contundentes y sin duda van a traer consecuencias.

Al tiempo.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply