Un Pillo Suelto en el ISSSTE

Reportes confiables que ya empezaron a preocupar en las oficinas del DF señalan que Alejandro Saldaña Pacheco ha hecho del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE) su coto de poder y que, muy bueno para la uña, aprovecha cínicamente su puesto para hacer jugosos negocios con el área de la salud en Puebla.

Saldaña Pacheco es subjefe de Programación y Presupuesto de la delegación del ISSSTE en el estado y en complicidad con los ex jefes de Finanzas y Recursos Materiales hace de las suyas con los proveedores de esta institución, los cuales ya están cansados, hartos de tener que pagar la correspondiente “cuota” para poder seguir cerrando contratos.

Se sabe, y se sabe bien, que el funcionario federal tiene una tarifa del 12.6 por ciento por cada factura y que quien no cubre el respectivo “derecho de piso”, sencillamente no puede participar en las correspondientes adquisiciones del ISSSTE.

Cuentan que los nuevos proveedores están desesperados, pues quien logra burlar el cerco interpuesto por Saldaña Pacheco, sufre todo un calvario –digno de cualquier Semana Santa- para poder cobrar sus facturas; de hecho, quien no pasa a la oficina del susodicho, para “ponerse la del Puebla”, simplemente no logra que se le pague lo que le deben.

Por supuesto que en toda historia de corrupción hay una serie de cómplices, sin los cuales la red no funcionaría.

Una pieza clave en los negocios de Saldaña Pacheco es, sin duda, el subdelegado de Administración, Mauricio Toledo Minutti, quien llegó hace unos meses y de inmediato se incorporó a la mafia que hace y deshace en el ISSSTE.

Y todo ante las narices del delegado José Álvaro Parra Salazar, un ingenuo que seguro sigue creyendo en Los Reyes Magos, pues ha resultado una auténtica nulidad dentro del instituto y más para amarrar las manos a los corruptos, esos que según Enrique Peña Nieto no iban a estar en el regreso del PRI a la Presidencia de la República.

foto-issste

Lo peor es que no es la única delegación federal en Puebla donde los negocios ilícitos están a la orden del día. Hay información muy clara sobre las tropelías que vienen cometiendo otros de los señores delegados, quienes cumpliendo la vieja y conocida ortodoxia priísta, no pidieron que les dieran, sino que los pusieran donde hubiera.

¡Y con tanta suerte que, como el genio de la lámpara, el señor de Los Pinos les cumplió su deseo!

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply