ALLENDE Y LA LEGIÓN FANTASMA PRIÍSTA EN REDES SOCIALES

garganta-1

El fracaso electoral del PRI en los últimos años es fiel fracaso de sus políticas de comunicación y de la incapacidad de sus líderes para elaborar un discurso mediático convincente, moderno y de verdadero contrapeso al grupo en el poder en Puebla. Las miserias del tricolor se observan, en ese sentido, a través de las redes sociales. Lo peor no es eso, sino que los nuevos personajes al mando del partido siguen la misma ruta. Véase si no el caso de Ana Isabel Allende Cano y Víctor Gabriel Chedraui, virtuales presidenta y secretario general del PRI en el estado, respectivamente, auténticos desconocidos en ese terreno y quienes en sus cuentas de Twitter apenas logran 3 mil 10 seguidores entre ambos, número que José Chedraui Budib, postulado a la dirigencia municipal del tricolor, rebasa por sí solo.

Chedraui Budib es de los cuatro personajes que llegarán a las dirigencias (del estado y municipio), con más actividad en esta red social; en contraparte, Víctor Gabriel Chedraui ya no reporta movimiento desde el 2013.

En un análisis a esta plataforma, realizado el 20 de agosto –día en que el Comité Ejecutivo Nacional los destapó oficialmente-, podemos darnos una idea de la presencia que tendrá el PRI en Puebla en la red social más crítica, ahora que estrenará líderes.

Así, encontramos que Chedraui Budib (@pepechedraui) duplica en seguidores a Ana Isabel Allende Cano (@anitzaisa): 4 mil 880 por 2 mil 80 followers, respectivamente.

garganta-2

Sólo como dato, en Facebook el legislador local también duplica en números a la diputada federal: 4 mil 998 por 2 mil 408 amigos.

El que de plano se olvidó de Twitter es Víctor Gabriel Chedraui (@VictorGabrielCh), pues apenas alcanza 230 seguidores y su último tuit fue más bien un retuit de abril de 2013, época en el que buscaba la candidatura a la alcaldía de Puebla.

Su baja actividad lo evidencia la siguiente gráfica:

garganta-3

En tanto, Mónica Barrientos Sánchez (@monbarsa), próxima secretaria general del tricolor en el municipio, sólo reporta 387 en una cuenta que está alejada de los colores e imágenes que la identificarían como militante del PRI.

garganta-4

Si hay algo en común entre los cuatro es que #Puebla es el Hashtag que más usan. Pero nada más. La pobreza en comunicación vía Twitter es inversamente proporcional al divorcio del PRI con su militancia y con la sociedad en general.

***

El 23 de marzo de 2013, el mensaje de José Chedraui en el que felicitó a Enrique Agüera Ibáñez por ser el candidato del PRI a la alcaldía, recibió 156 retuits.

Se trata de su tuit más retuiteado, pero también el de los cuatro personajes objeto de este análisis.

garganta-5

Los números contrastan con el más retuiteado de Barrientos Sánchez: Apenas 3 RT´s el 13 de marzo de 2014, en referencia a una noticia internacional: “@UniNoticias Tren de aterrizaje delantero en avión de US Airways falló, causa pánico a los pasajeros”.

En el renglón de los Favoritos, el mensaje de Isabel Allende resalta por ser precisamente del día en que el CEN la propuso para dirigir al PRI en el estado.

Su agradecimiento le valió 18 Favs. Muy pocos para alguien que, se supone, llega a rescatar al PRI de la crisis institucional en que se encuentra desde por lo menos 2010, cuando perdió la gubernatura de Puebla por primera vez en la historia.

garganta-1

***

Ana Isabel Allende Cano abrió su cuenta en junio de 2010, y hasta el corte del presente estudio, reportaba 3 mil 704 tuits.

En cambio, si bien José Chedraui también se unió a Twitter el mismo año, aunque el mes de noviembre, su número de mensajes es más alto: 4 mil 852 tuits.

garganta-6

Por otra parte, Mónica Barrientos se incorporó a la red social en diciembre de aquel año de 2010, y su número de mensajes alcanza los 2 mil 426.

Víctor Gabriel Chedraui abrió su cuenta en febrero de 2013, con una raquítica emisión de 339 tuits en sólo dos meses que la usó.

Lo dicho: el PRI no comunica y lo poco que hace en esa materia, lo hace mal.

Urge que alguien los asesore sobre la relevancia de las redes sociales como instrumentos modernos de comunicación política.

Se supone que Ana Isabel Allende fue impuesta al frente del partido en Puebla por su condición de mujer y sobre todo por tratarse de un rostro “fresco”, “nuevo” y “diferente” a los tradicionales liderazgos del partido, entre otros factores.

Sin embargo, según se ve, esos clichés no corresponden a la forma en que usa –o más bien: mal usa- las redes sociales, donde tanto ella como sus compañeros en la aventura de domar al tigre tricolor poblano andan como auténticos fantasmas.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply