DE PRIORIDADES PRIÍSTAS Y EUFORIAS MARINISTAS

foto-pri1

Ebrios de triunfo, metidos todavía de lleno en la borrachera por el número de distritos ganados el pasado 7 de junio, los priístas sienten que el regreso a Casa Puebla es sólo cosa de tiempo. El resultado de los pasados comicios ha sido más psicológico que político. Una verdadera inyección de ánimo. Y es que tras varios años de fracasos y ridículos, nadie daba un peso por ellos, y de repente, milagrosamente, se han dado cuenta que sí pueden disputarle el poder al morenovallismo, por más que el marcador final de nueve a siete sea poco más que engañoso dados los tres distritos regalados al tricolor por el gobernador Moreno Valle.

Ante el nuevo escenario, dos asuntos prioritarios están en la agenda inmediata del PRI, con la bendición del Comité Ejecutivo Nacional encabezado por el presidente, César Camacho, y la secretaria general, Ivonne Ortega.

Por un lado, impulsar “hasta donde tope” la posibilidad de ampliar el periodo de la minigubernatura (de un año y ocho meses a cuatro años y ocho meses) del 2016, para que haya más incentivos para el priísmo de ir a una guerra total y absoluta con el morenovallismo, al que ahora mismo observan dividido, con dudas y con varias flaquezas que se pueden aprovechar para sacarlo del poder.

Para ello, en los próximos días será presentada la iniciativa correspondiente, por la vía de la diputada Silvia Tanús.

En el PRI saben que ciertamente carecen del número suficiente de legisladores para sacar adelante un asunto de esa naturaleza, pero la idea es meterlo a la agenda mediática y crear todo un movimiento social alrededor de las bondades políticas, sociales y sobre todo económicas de ampliar la minigubernatura.

En su análisis, creen que para el propio morenovallismo el asunto no está cerrado y que en las alturas aún se valora el ir a una elección por un periodo de cuatro años y ocho meses, en lugar de una de año y ocho meses, aunque el día después a la pasada elección el diputado y principal operador político del gobernador, Eukid Castañón Herrera, hizo declaraciones en el sentido de que no hay el más mínimo interés de hacer una contrarreforma.

Por otro lado, tras el 7 de junio, en el PRI por fin parecen haberse dado cuenta del verdadero valor de las alianzas electorales y en ese sentido irán encaminados sus esfuerzos a corto plazo.

Es así que desde ahora ya trabajan para convencer a un partido que hasta hoy, a nivel estatal, ha sido aliado natural del morenovallismo, el Partido Nueva Alianza, para ir en coalición con el PRI-Verde en el 2016 y propinar al grupo en el poder una sopa de su propio chocolate.

Los priístas intuyen que si son capaces de arrebatarle al Panal, cuarta fuerza política en el estado, el candidato de Moreno Valle sólo tendría la opción de ir en alianza con un PAN dividido y estancado, con un PRD muy, muy debilitado y desacreditado, y con dos partidos estatales semi fantasmales como Compromiso por Puebla y PSI, lo que le complicaría el escenario haciéndolo menos competitivo.

De más está decir que en la conquista de Nueva Alianza el papel central debe recaer por necesidad en Bucareli, pues sólo los tentáculos del poderoso secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, pueden influir para lograr la coalición con el partido turquesa, por más que su dirigente estatal, Gerardo Islas, esté haciendo desde ahora todo, hasta lo imposible, por boicotearla por instrucciones de ya saben quién.

***
foto-marin

Cuentan que otro que anda eufórico celebrando es el “góber precioso” Mario Marín, el mismo que ha interpretado el 7 de junio como un referéndum con saldo negativo para su sucesor, Rafael Moreno Valle.

En su círculo cercano se adjudica el triunfo de Graciela Palomares en el peleado distrito 11 y buena parte del triunfo de Víctor Giorgana en el 12, aunque esto no sea del todo exacto.

Sea como sea, Mario Marín ve al PRI, a su PRI, de regreso en Casa Puebla, e interpreta que los poblanos, cortos de memoria, ahora sí ya se olvidaron de su oscuro legado.

A ver si no se lleva una sorpresa.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply