EL CANDIDATO “INDEPENDIENTE” DE ¿FERNANDO MANZANILLA?

FERNANDO MANZANILLA

Que va en serio, muy en serio, el proyecto de lanzar a Ricardo Jiménez Hernández, hijo de Jorge Jiménez Alonso, “El Pollo”, como candidato independiente para la minigubernatura de Puebla, en busca del 34% del electorado que, según las encuestas, dice que estaría dispuesto a apoyar una propuesta auténticamente ciudadana, ajena al lodazal, la grilla y las prácticas antidemocráticas de todos los partidos políticos, sin excepción.

Egresado de la Escuela Libre de Derecho de Puebla –donde presidió la Sociedad de Alumnos-, con diplomado en Dirección y Gerencia Social por la UDLAP, presidente de una A.C. denominada “Benefíciate”, Ricardo Jiménez no tiene militancia conocida en ningún instituto político.

Lo más cercano a ello es por la vía de su padre, quien fue diputado local –por el distrito de Zacatlán- en el sexenio del gobernador priísta Mariano Piña Olaya, y por la de su prima, la ex diputada federal panista Augusta Valentina Díaz de Rivera.

Ricardo Jiménez está recibiendo asesoría personalizada por parte de operadores y estrategas del gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez “El Bronco”, quien –según cuentan- no tardaría en “adoptarlo” como ya lo ha hecho con cuatro candidatos “independientes” a los gobiernos estatales de Zacatecas (Alma Rosa Ollervides), Veracruz (Gerardo Buganza), Tamaulipas (Francisco Chavira) y Chihuahua (José Luis Barraza), además del aspirante a la alcaldía de Tijuana, Gastón Luke.

Cuentan que detrás de Ricardo Jiménez hay mucho dinero, mucho apoyo estratégico y mucho aparato de movilización para reunir las miles de firmas que le garanticen el registro como candidato independiente, pero también la sombra –o la mano- de un personaje singular: Fernando Manzanilla Prieto, ex secretario General de Gobierno (SGG) del estado de Puebla y cuñado del gobernador Rafael Moreno Valle, con quien, según algunos, está distanciado tanto en lo personal como en lo político, y, según otros, simula una ruptura por así convenir a los intereses de ambos.

Los nexos que unen al potencial candidato “independiente” Ricardo Jiménez con Fernando Manzanilla son conocidos por unos cuantos pero totalmente verídicos.

Por ejemplo, el tiempo que Manzanilla fungió como titular de la SGG, posición desde la cual intentó convertirse en candidato a la presidencia municipal de Puebla, Ricardo Jiménez despachó como director de Promoción Participativa, cargo en el que duró un año y cuatro meses, de enero de 2012 a abril de 2013.

Desde esa posición, Ricardo Jiménez impulsó los torneos Street Soccer “De la calle a la cancha”, cuyas inauguraciones siempre tuvieron como invitado especial a, precisamente, Fernando Manzanilla, quien usó estos eventos para darse baños de pueblo y posicionarse rumbo a la alcaldía de Puebla, a la postre un sueño frustrado.

foto-strett-soccer

Pero eso no es todo: hasta hace muy poco, Jiménez fue coordinador de Programas Sociales de Imagina México, una red de organizaciones que encabeza Manzanilla Prieto como CEO y que abarca varios sectores (desde el restaurantero, agrícola e inmobiliario hasta la consultoría y la comercialización), muy conocida además por haber generado el denominado “Ranking de Felicidad de México 2012”.

Quienes conocen este vínculo saben que Ricardo Jiménez es tan cercano a Manzanilla que es el encargado de desarrollar algunos de los proyectos sociales que ha emprendido Gabriela Moreno Valle, su esposa, como el programa de donación de órganos.

Para nadie es un secreto que Fernando Manzanilla vive una especie de autoexilio en el Distrito Federal y que pocas, y muy discretas, veces viene a Puebla para sostener reuniones privadas, principalmente con algunos de los enemigos jurados de Rafael Moreno Valle, a quien le coordinó su campaña a la gubernatura en 2010.

Tampoco es desconocido que en septiembre de 2015, Manzanilla se entrevistó en corto con “El Bronco” y su creativo y estratega, Memo Rentería, tras la presentación del gobernador de Nuevo León en el marco del congreso de Spin Doctors en el Complejo Cultural Universitario de la BUAP. Justamente el mismo Memo Rentería que hoy estaría asesorando a Ricardo Jiménez.

De ahí que salten las dudas:

¿Es Ricardo Jiménez un verdadero y auténtico “independiente”, como nos lo empiezan a vender sus promotores?

¿O más bien la pieza del tablero de ajedrez de Fernando Manzanilla, con la que el cuñado “incómodo” pretende hacer su pequeña gran contribución a un escenario de derrota del grupo morenovallista y de su candidato a la minigubernatura en junio próximo?

Sea una cosa u otra –o parte, también, de la teoría de la ruptura “fingida” entre Manzanilla y Rafael Moreno Valle, lo cual plantearía otro escenario-, no falta mucho para saber la verdad.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply