APUNTES SOBRE LOS ASPIRANTES A CANDIDATOS INDEPENDIENTES

foto-independientes1676

El pasado sábado el Consejo General del Instituto Electoral del Estado (IEE) de Puebla resolvió que serán 37 los aspirantes que buscarán una candidatura por la vía independiente, y que otros nueve quedaron eliminados por no cumplir con los requisitos previstos en la Convocatoria que se publicó desde el pasado 2 de diciembre.

En el listado que ya está en la página web del organismo electoral, destacan el ex rector de la UDLA-Puebla, Enrique Cárdenas Sánchez; Jorge Morales Alducin, primo (incómodo) del ex gobernador Melquiades Morales Flores, e Israel de Jesús Ramos González, quienes pretenden la gubernatura.

De igual modo resaltan los nombres del activista ecológico Armando Pliego Ishikawa; de Juan Manuel Vega Suck, hijo del delegado en Puebla de la Sedesol, Juan Manuel Vega Rayet; del politólogo José Alejandro Guillén Reyes, y de Eduardo Covián Carrizales, quienes buscarán una diputación local por distritos ubicados en la ciudad de Puebla.

Tras conocerse la resolución, este mismo domingo el IEE ofreció un curso de capacitación para aspirantes y sus gestores o auxiliares sobre la manera de utilizar la aplicación móvil para recabar apoyo ciudadano, la cual podrán usar hasta el 6 de febrero de 2018.

El total de firmas requerido va en función del cargo, pero en el caso de los tres que buscarán la candidatura al gobierno estatal, es el equivalente al 3% del listado nominal, que es de 4 millones, 488 mil, 369 ciudadanos, lo que implica que cada uno deberán recabar el apoyo de al menos 132 mil 552 personas. Una verdadera odisea: ¡4 mil 500 firmas por día!

Es importante mencionar que todavía hay nueve aspirantes –dos a diputaciones y otros siete a Ayuntamientos- que debieron completar su trámite ante el IEE antes de las 23:59 horas de este lunes, ya que su procedencia se otorgó de manera provisional por acuerdo del Consejo General, en un ánimo de maximizar los derechos políticos de los aspirantes a participar en el Proceso Electoral.

En ese sentido, es sumamente relevante apuntar que, al parecer, los integrantes del Consejo General del IEE aprendieron del revés que le dio el Trife al Tribunal Electoral del Estado (TEE) la pasada semana, al dejar la instancia federal sin efecto los candados que impusieron los diputados locales al código electoral respecto a tener que recabar el apoyo ciudadano en dos terceras partes de los municipios de la entidad y el tener que renunciar a la militancia partidista un año antes, pues el pasado sábado decidieron otorgar una prórroga para que presenten documentación complementaria y puedan recabar apoyo ciudadano a José Alejandro Guillén Reyes y Filemón Edgar Carbajal Ocotlán, quienes pretenden ser diputados locales por los distritos 19 (Puebla) y 13 (Tepeaca), así como a siete aspirantes a ayuntamientos, entre los cuales destaca el caso de Ignacio Gómez Flores para Puebla capital.

Lamentablemente la figura del candidato ciudadano se ha pervertido, pues se ha vendido la falsa idea de que estos son totalmente pulcros, honestos y bien intencionados, y los políticos completamente corruptos, perversos y mal intencionados, en una visión maniquea –y por tanto incorrecta- del concepto.

Todos los que aspiran a ser candidatos a un puesto de elección popular, incluso sin el aval de un partido, son políticos; en realidad la diferencia es que algunos tienen vínculos formales con partidos y gobiernos, y otros carecen de ellos.

Vamos a ver quién o quiénes logran aquí en Puebla no sólo conseguir lo que parece muy difícil: las miles de firmas de apoyo ciudadano, sino sobre todo oxigenar el panorama político, ser competitivos, dar altura al debate de los asuntos públicos que no son tan comunes como urgentes, y recuperar una figura que no ha estado a la altura de las expectativas de la sociedad, y el caso más claro es el del ahora gobernador con licencia de Nuevo León, Jaime Rodríguez “El Bronco”, una decepción y una vergüenza desde cualquier ángulo del análisis –o el caso de Ana Teresa Aranda, que en 2016 usó la candidatura “independiente” que logró después de muchos esfuerzos, no para crear un verdadero movimiento político y social de cambio, sino para cumplir una agenda personal y ajustar cuentas por agravios políticos que ella y su camarilla convirtieron en personales-.

¿O me equivoco?

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply