LOS POLÍTICOS RECICLADOS, EL PECADO DEL CACICAZGO

foto-politicos2636

La eterna queja de las nuevas generaciones en todos los partidos de que siempre se postula a los mismos, lo que obstaculiza el relevo generacional y anula las oportunidades, es absolutamente precisa. Basta ver la lista de abanderados, principalmente a los cargos legislativos, para evidenciar el descarado acaparamiento de las candidaturas para un grupo específico. Este asunto tiene dos flancos: por un lado se supone que poseen experiencia y deberán dar muy buenos resultados; por otro, sus nuevas candidaturas evidencian la falta de formación de cuadros y cacicazgos. Los Vega Rayet, los Rincón, los Urzúa, los Aguilar Chedraui, los León Castañeda y los Escobedo Zoletto, por poner ejemplos, son prueba de este reciclaje del que pecan todos los partidos.

A esta práctica ancestral de la política mexicana y poblana habrá que sumar ahora la posibilidad de que esos mismos rostros se eternicen en curules y escaños, por la vía de la reelección inmediata que permite la reforma constitucional de 2014.

En el Partido Revolucionario Institucional (PRI) destacan varios políticos que a la par de sus “ideales” llevan tatuada la marca del reciclaje.

Ricardo Urzúa Rivera, quien hoy es candidato a diputado federal por el Distrito 1 con cabecera en Huauchinango, ya ha sido diputado local en dos ocasiones, una federal y está dejando actualmente un escaño.

A estas dos últimas posiciones, la curul federal y la senaduría llegó como suplente, con la suerte de que los propietarios solicitaron licencia para ir a otros encargos.

Urzúa, empresario –entre otras cosas– de aeronáutica, ha recibido esas posiciones cómodas como premio por aportar aeronaves a las campañas priístas por todo el país. Su trabajo legislativo no ha sido destacado.

Juan Manuel Vega Rayet, otrora indiscutible cacique de Izúcar de Matamoros, de donde fue alcalde, ha sido diputado local, una vez federal y ahora es candidato a una curul en San Lázaro por el Distrito 13 con cabecera en Atlixco.

El ex delegado de Desarrollo Social, quien soñaba con la candidatura a la gubernatura, tuvo que conformarse con esta postulación en la que, tras la redistritación, enfrentará una contienda fuera de su zona de confort, pues si bien la nueva demarcación incluye a Izúcar, la cabecera está en Atlixco, en donde no tiene influencia.

En sus andanzas por cargos legislativos ha conseguido figurar en sus bancadas y, sobre todo, hacerse de relaciones con personajes de peso nacional, como la cercanía que mantiene con el ex secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

Entre los actualmente postulados a una diputación federal por el tricolor, hay otros que han sido reciclados y repiten en postulaciones:

Josefina García Hernández va por el Distrito 3 y ya antes fue diputada federal; Néstor Camarillo Medina, quien está postulado por el Distrito 4, viene de ser alcalde de Quecholac; Janet González Tostado por segunda ocasión busca el Distrito de San Martín Texmelucan, hoy número 5; la antorchista Soraya Córdova Morán ya ocupó una curul federal plurinominal y ahora está postulada por el Distrito 6.

La lista de los reciclados sigue con el priísta dinosáurico Humberto Aguilar Viveros, quien ha ocupado distintas posiciones y ha sido presidente del Congreso local; en el Distrito 8, Juan Navarro Rodríguez, recién dejó la alcaldía de Chalchicomula de Sesma; en el Distrito 14, la líder cenecista Maritza Marín Marcelo está dejando una curul local y ya antes fue presidenta municipal de Cuayuca de Andrade.

Y, por el PRI, finalmente, el antorchista Lisandro Campos Córdova busca regresar a San Lázaro ahora por el Distrito 15 de Tehuacán y ya antes fue presidente municipal de Tepexi de Rodríguez.

Pero el reciclaje no es exclusivo de los priístas, pues en Acción Nacional (AN) también hay quienes repiten en candidaturas y cargos.

Uno de los casos más destacados es el de Salvador Escobedo Zoletto, quien además de haber ocupado ya cargos como funcionario federal y estatal, ha sido diputado federal, local y alcalde de Atlixco.

En el pasado se le consideró el cacique panista de esa región, quien decidía y disponía de la vida política de ese partido. Hoy busca una curul en San Lázaro por el Distrito 13.

Un caso muy similar, pero en San Martín Texmelucan, lo representa Víctor León Castañeda, quien ha sido presidente municipal, diputado local y federal y ahora busca nuevamente llegar a la Cámara baja por esa demarcación.

Un caso especial está en Mario Rincón González, quien ya ocupó distintas carteras en el gobierno morenovallista y con Tony Gali en el Ayuntamiento y ahora, por la segunda vez al hilo, busca el Distrito 7 con cabecera en Tepeaca, en donde hace tres años fue derrotado por Alejandro Armenta.

En el tema del reciclaje hay que anotar también al ex presidente del Congreso local, Jorge Aguilar Chedraui, quien fue titular de la secretaría de Salud en el morenovallismo y ahora busca una curul federal por el Distrito 9.

Caso similar al de Rocío Aguilar Nava, quien dejó la curul local, en busca del Distrito 14 federal.

En el PRD el único caso a la vista es el de Roxana Luna Porquillo, quien ya fue diputada federal plurinominal y candidata al gobierno del estado y ahora va en busca del Distrito 12.

Entre quienes cambian de partido se da el reciclaje con nuevos colores: Rosalío Zanatta dejó el PRI y va de una curul local en busca de una federal, pero ahora por el PRD; el ex priísta-marinista Alejandro Armenta Mier, quien ya fue diputado local y federal, ahora busca la Cámara alta por MORENA y la lista sigue.

Una cosa es segura sobre estos personajes: no tienen excusa para no dar buenos resultados.

Los ciudadanos debemos ser doblemente exigentes, porque se supone que ellos y ellas no van ya a la curva de aprendizaje, sino que conocen a la perfección los cargos que buscan desempeñar.

Sí, reciclados, por eso no se admiten errores.

¿Estamos?

gar_pro@hotmail.com

One Response to “LOS POLÍTICOS RECICLADOS, EL PECADO DEL CACICAZGO”

  1. LOS POLÍTICOS RECICLADOS, EL PECADO DEL CACICAZGO says:

    Buy Http Proxies…

    I found a great……

Leave a Reply