Puro chile

Arturo Luna Silva

El 5 de julio pasará a la historia, entre otras cosas, por el uso del Internet, de las redes sociales y de los portales de video como nuevas e influyentes herramientas de campaña.

Desde España hasta Nigeria, de Kenia hasta Irán y anexas, las nuevas tecnologías han tenido injerencia en procesos electorales y conflictos sociales.

Hoy, por primera vez en México, el público se ha volcado a las páginas web y a los medios no tradicionales para comunicarse, retroalimentarse y obtener la información que no se encuentra en canales ortodoxos.

Uno de estos nuevos sistemas emergentes es la página www.cuidemoselvoto.org, a donde cualquier persona en el país, ya sea vía electrónica, mensaje SMS o del microblog Twitter, están -y estarán- reportando lo que suceda antes, durante y después de la jornada electoral del domingo.

Ayer llegaron las primeras denuncias de Puebla. Le paso una, más que interesante:

“Buen día, mi nombre es Luis Héctor Benítez Ayala, soy del estado de Puebla; el día de ayer visité por primera vez su página “Cuidemos el voto”, qué puedo decir de su proyecto, simplemente muchas felicidades y mucha suerte.

“El motivo aparte del saludo es para comentar que hoy, precisamente hace unos momentos, personal que labora para el partido PRI y para el candidato a diputado federal del distrito 12 de Puebla, estuvo repartiendo en el lugar en donde vivo (unidad habitacional San Jorge), unas latas que al parecer son de chiles jalapeños con propaganda de el dicho partido.

“No sé qué tan importante sea este hecho, sin embargo porque considero (al igual que ustedes) que el voto no debe ser de ninguna forma “maniobrado”, es por eso que lo denuncio.

“Les mando unas fotos de la dichosa lata, que de hecho ni se ve con ganas de abrirla (por la pésima publicidad implantada) para disfrutar de los deliciosos chiles que son los que menos culpa tienen a tan asqueroso hecho” (sic).

Y efectivamente: Luis Héctor mandó su foto de la lata de chiles, foto que casi ni se ve pero que ayuda a documentar su valiente denuncia:

2julio_chiles

Debo decirle que la queja generó reacciones, y precisamente esa cadena, esa movilidad social, esas ganas de participar, son lo más interesante de este inédito fenómeno de comunicación ciudadana.

De tú a tú, sin máscaras.

Por ejemplo, Mario Narváez, otro poblano, comentó:

“Qué vergüenza que exista alguien a quien se le ocurra promocionarse en una lata de chile. Cuándo serán los candidatos, contendientes de altura. Qué se sentirá que lleguen a casa y le den a uno, una lata de estos chiles. ¿Será acaso un aviso de lo que pueda uno esperar, de ganar este candidato? ¡¡¡Puro chile!!!”.

Sí, puro chile.

Una cosa es cierta: páginas web, periódicos digitales, celulares, Twitter, Facebook y You Tube llegaron para quedarse.

Para quedarse como poderosas armas de los electores.

¿O alguien lo duda?

***

Hay quienes han hecho de la especulación toda una carrera periodística.

Y hoy, paradójicamente, se espantan de una teoría que sólo es eso: teoría.

Lo peor es que se tiran al suelo ante la horrorosa posibilidad -repito: posibilidad- de un horroroso pacto en las alturas.

Como si nunca se hubiese dado un acuerdo de esa naturaleza.

Como si fuese una cosa extraña entre los hombres de poder.

Como si en el 2006 no se hubiesen arreglado en lo oscurito Felipe Calderón y Mario Marín.

Vaya ingenuidad.

Ahora resulta que las elecciones son de a deveras.

Que nuestra democracia es perfecta.

Que los partidos no negocian.

Que juegan limpio.

Que respetan la voluntad ciudadana.

Y que las encuestas son oráculos manejados por infalibles profetas.

¿No será que si la realidad no es como uno quiere que sea, peor para la realidad?

Si hubo negociación en este 2009, ya se sabrá.

Como también si no la hubo.

Y no pasa ni pasará nada.

16-0, 8-8, 10-6, 11-5, 14-2, 15-1, 9-7,13-3…

Tic-tac, tic-tac…

¿A quién diablos le importa?

Una más.

Una menos.

Nada que dañe a los dueños de la verdad absoluta.

Y es que lo fugitivo, permanece.

Mientras tanto, como diría el poeta: yo no lo sé de cierto…

Pero algo intuyo.

Y agradezco, sin embargo, que se escriba de lo que aquí se escribe.

Como siempre.

Con eso me doy por bien servido.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply