Yo no fui, fue Teté…

Arturo Luna Silva

Ahora todo mundo se hace guaje.

O finge que la virgen le habla.

Pero lo cierto es que la derrota del PAN tiene muchos culpables.

No nada más uno.

El principal es, sin duda, Rafael Micalco.

Dicen, y dicen bien, que los triunfos tienen muchos padres.

Y las derrotas de plano no tienen madre.

Aún así los responsables del 16-0 adverso están bien identificados.

No hay escapatoria.

Ni aunque fuesen modernos Houdinis.

Micalco, porque se equivocó en todo: estrategia, visión y pasión.

Rafael Moreno Valle, porque “se echó al hombro” los distritos 5 de San Martín Texmelucan, el 11 y 12 de Puebla, y el 13 de Atlixco, y en todos perdió.

Y Humberto Aguilar Coronado, porque “encabezó” los esfuerzos en los distritos 6 y 9 de Puebla, 10 de Cholula y 15 de Tehuacán, y en todos fracasó.

Yo no fui…

Fue Teté…

Pégale, pégale que aquella (¿Ana Tere?) fue.

Es la canción de moda entre los panistas.

Ahora resulta que sólo Micalco tuvo la culpa.

Y que es el único que debe ser quemado en leña verde.

Pero la verdad es que esos que le digo eran los padrinazgos.

Unos dijeron que se los encargó el Comité Ejecutivo Nacional.

Otros presumieron que el Comité Directivo Estatal.

Pero todos estaban comprometidos.

Y ahora ninguno puede bajarse del barco de la derrota.

Ni hacerse -repito- guajes.

Porque todos ellos, sin excepción, naufragaron.

Quedaron marcados por el sello del “carro completo” priísta.

Y ahora viene lo peor, porque el suelo -el mismísimo y muy maldito- será el punto de partida de los aspirantes a Casa Puebla.

La Casa Puebla que, la verdad, se ve muy, muy cuesta arriba.

En el pecado llevarán la penitencia.

***

Sobre el senador Humberto Aguilar Coronado y su presunto salto como relevo del depuesto Germán Martínez al frente del CEN del PAN, posibilidad que le comenté aquí antier, sus operadores de medios se apresuraron ayer a hacer algunas puntualizaciones.

Primero, que la propuesta que le hacen algunos consejeros nacionales a Humberto para promoverlo como candidato a la dirigencia del Partido Acción Nacional, “no se contrapone con sus aspiraciones personales en su natal estado de Puebla”.

Segundo, que “al contrario, puede ser compatible y apoyarlo en la búsqueda de la candidatura del PAN para el gobierno del estado”.

Y tercero y último, que “el hecho de que lo consideren, es una distinción que lo enorgullece”.

Servidos.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply