¿EL ENÉSIMO EXTRAÑO RETORNO DE MARIO MARÍN?

foto-marin

En estos días en que su todavía partido, pues no ha sido dictaminada la solicitud para expulsarlo, el PRI, comenzó el proceso para definir su dirigencia en Puebla, el ex gobernador Mario Marín estaría por conseguir finalmente un amparo por el delito de tortura contra la periodista Lydia Cacho. Está muy cerca esa resolución, aseguran fuentes confiables. Con ésta, dejaría el escondite en que ha estado metido desde hace unos 10 meses, a tiempo para meter la mano en las elecciones de 2021. La semana pasada, por cierto, la escritora volvió a traer el tema al recuerdo, al publicar en Twitter el video de un careo entre ella y el empresario textilero Kamel Nacif. Aprovechó para condenar que la jueza que ordenó su aprehensión en 2005, Rosa Celia Pérez, sea una de las aspirantes a la FGE. Pronto, nos dicen, se escribirá un episodio más de esta vieja y larga historia.

Algo rueda la mente de los protagonistas del llamado Caso Cacho, que se han dejado ver últimamente señales.

En paralelo, hay algunas coincidencias, de esas que todo mundo duda que se den en política.

Quienes conocen a detalle los entretelones de los litigios jurídicos aseguran que está cercana la resolución sobre el amparo que solicitó el ex mandatario poblano, Mario Plutarco Marín Torres.

Éste, en el contexto del delito de tortura contra la periodista Lydia Cacho Ribeiro, en un caso que data de hace más de 14 años.

Un recurso judicial que, de favorecerlo, le permitiría dejar de ser, como desde el pasado 16 de abril de 2019, un prófugo.

Un paria a salto de mata.

Los que sin duda le han resultado de los 10 meses más negros de su vida.

No pudo despedir a su padre, quien murió el pasado 7 de noviembre.

Debió ausentarse del funeral, hasta donde -según versiones- lo buscaron policías federales.

Karma, le llaman algunos.

El 16 de abril del año pasado, fue emitida la orden de aprensión en su contra, y también contra sus “cómplices” en la tortura contra la autora de Los Demonios del Edén: el empresario textilero Kamel Nacif Borge y quien fue el jefe de la Policía Judicial en ese tiempo, Adolfo Karam Beltrán.

Los tres están prófugos.

De los últimos dos poco se sabe, pero en el entorno de Marín, hay quienes ven la posibilidad de que el ex gobernador finalmente “la libre”.

Que pueda volver a la vida pública.

Esa que tuvo que dejar justo cuando más entusiasmado estaba con la campaña a la gubernatura de su lacayo Alberto Jiménez Merino, por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Coincidencias que tiene la vida.

Esas que se supone, nunca ocurren en la política.

De ser así, Mario Plutarco estaría en posibilidad de dar su opinión y hasta participar en la renovación de la dirigencia estatal de su partido.

Esa en la que se ven dados cargados.

Sigue siendo “su partido”, pues no se ha concluido el proceso de expulsión que, en su contra, se solicitó ante la Comisión Nacional de Justicia Partidaria.

Esa sobre la que ya nadie hizo nada.

También por estos días, específicamente el pasado viernes 7 de febrero, Lydia Cacho trajo a la memoria su caso.

En Twitter reprochó que la jueza que emitió la orden de aprehensión en su contra quiera ser titular de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Seguramente Cacho sabe que la entonces, en esos días de 2005 y 2006, jueza quinto de lo penal, Rosa Celia Pérez González, no tiene posibilidades en su aspiración.

Sabe también que ella se inscribió en los primeros días de la convocatoria que emitió el Congreso local y que su postulación fue conocida el 25 de enero pasado.

Pero la también escritora lo trajo al recuerdo este viernes pasado.

Escribió, acompañado del video de su careo con Kamel, en su red social:

#Video El prófugo de la justicia Kamel Nacif me encarceló y mandó torturar por denunciar pornografía infantil. Se alió con la jueza Rosa Celia Pérez que hoy quiere ser fiscal de Puebla https://youtu.be/CgTyHvexykU vía @YouTube La justicia como instrumento de venganza.

Dicen que en días se sabrá del amparo de Marín.

Mientras tanto, hay señales.

Hay coincidencias.

Y si no lo son, cómo lo parecen.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply