LOZOYA, LA AMETRALLADORA ELECTORAL DE AMLO

foto-lozoya

El caso de Emilio Lozoya Austin y la corrupción en Pemex para pagar campañas políticas, sobornos a legisladores para aprobar las reformas del anterior gobierno y para integrar un coro opositor a modo del peñismo, está muy lejos de buscar la verdadera justicia.

Es un show electorero que el presidente Andrés Manuel López Obrador, convertido en jefe de campaña de su régimen, administra para aniquilar la imagen de sus adversarios.

Principalmente, aunque parezca paradójico, al Partido Acción Nacional (PAN).

El Revolucionario Institucional (PRI) queda en segundo plano de la escenografía, aunque los principales implicados son priístas.

Por lo pronto, en el ámbito legislativo los del tricolor son ahora, sorpresivamente, sus aliados en la reforma constitucional que el Congreso de la Unión busca aprobar para que AMLO tenga super poderes para modificar a placer el Presupuesto de Egresos, argumentando alguna emergencia.

Para eso le ha servido el caso Lozoya, es su ametralladora electoral.

Y va por capítulos.

Un día anuncia, para crear expectación, que revelará nombres, pero no lo hace, con contundencia.

Con el espectáculo de Lozoya y el avión presidencial tapa López Obrador sus monumentales yerros y mira únicamente ya para 2021.

Pan y circo.

El desglose de los hechos lo evidencia.

No es un tema jurídico, realmente.

Muchos de los presuntos delitos del ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex) se han desvanecido.

Tanto, que la Fiscalía General de la República (FGR), hasta ahora, lo está procesando solamente por el presunto lavado de dinero, relacionado con la planta inoperante Agro Nitrogenados.

El tema más importante, el de los sobornos de la empresa brasileña Odebrecht, con los que se habría financiado la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto, hasta ahora tiene valor accesorio, en el terreno judicial.

Sobre éste además ya Lozoya había conseguido amparos.

Asimismo, no hay, que se sepa, más que acusaciones mediáticas contra los legisladores que en 2013 aprobaron la Reforma Energética.

Trascendidos contra el ex presidente del CEN panista, Ricardo Anaya, quien también era presidente de la Cámara Baja en el momento en que se avaló la reforma peñista.

También contra la cúpula albiazul.

Igual algunas menciones contra priístas.

En tanto, Lozoya está súper cuidado.

Hospital de lujo y muchas concesiones.

No pisará la cárcel.

López Obrador le da estatura de mártir.

Dice que peligra su vida y hay que cuidarlo a él y a su familia.

A Peña Nieto, la FGR no lo ha tocado ni con el pétalo de una averiguación previa.

Administra el presidente las acusaciones.

Lozoya es su arma electorera.

Para el tabasqueño ya acabó la pandemia, la inseguridad y la violencia no existen, ya salimos de la crisis económica y hasta se terminaron las agresiones hacia las mujeres.

Incluso dijo que sí habrá Fiestas Patrias en septiembre, en medio de la pandemia.

Hasta desfile.

Está en lo único que le importa: la elección.

Y sólo en la elección.

gar_pro@hotmail.com

One Response to “LOZOYA, LA AMETRALLADORA ELECTORAL DE AMLO”

  1. LOZOYA, LA AMETRALLADORA ELECTORAL DE AMLO says:

    Facebook Proxies…

    I found a great……

Leave a Reply