LA ELECCIÓN MÁS JUDICIALIZADA DE LA HISTORIA

foto-columna

A 47 días de distancia de la jornada electoral del próximo 6 de junio, los actuales procesos federal y local, la elección en Puebla completa, es la más impugnada de la historia con, hasta la semana pasada, más de 350 quejas presentadas ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Aquella advertencia que los viejos políticos soltaban cual cuento de terror, de “se va a judicializar” la elección, hoy ya no asusta a nadie.

Es un elemento más del paisaje político de este 2021.

Y es que, en realidad, ya están súper judicializados los procesos.

El federal que renovará la Cámara de Diputados y que arrancó campañas el pasado 4 de abril.

Así como el local, en que se elegirán 41 diputados -26 de mayoría y 15 plurinominales- y 217 ayuntamientos.

La judicialización es ya una realidad, a pesar de que ni siquiera han comenzado todavía las campañas locales.

De las quejas, la mayoría hasta ahora son por los procesos internos.

Muchas del Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

La más célebre e importante, la que impugna la candidatura de Claudia Rivera Vivanco a la elección consecutiva en Puebla capital.

El expediente de ella es casi copia y modelo en otros procesos.

San Pedro Cholula, otros municipios importantes, varias diputaciones

La exigencia de los quejosos es que la Comisión Nacional de Elecciones, en la que participa y vota el presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), Mario Delgado Carrillo, explique sus decisiones.

Que fundamente por qué, sin ganar las encuestas, como decían las convocatorias, se determinó a los candidatos.

En muchos de estos casos, la Sala Ciudad de México del TEPJF, que les corresponde a los procesos del estado de Puebla, determinará que la dirigencia de Morena tiene la obligación de dar una explicación a sus militantes.

Lo más seguro es que de ahí no pase.

Que nada progrese en esas impugnaciones.

Permanecerá para siempre la duda de si los próximos diputados plurinominales locales -porque se pusieron en la lista en posiciones de lujo-, Édgar Garmendia de los Santos y Carlos Evangelista Aniceto,efectivamente vendieron candidaturas.

El primero secretario general en funciones de presidente.

El segundo como delegado del CEN e integrante de la Comisión de Elecciones.

Que, por sus intereses, no ganó el más conocido, en cada caso.

Ni el más popular.

Ni el que tuviera más positivos.

Sino el que tuviera más dinero.

Pero igual ha pasado en el PRI, en el PAN y el PRD.

En la alianza “Va Por México” y “Va por Puebla”, tanto como en los temas partidistas en solitario de cada instituto, ha habido denuncias.

Es también una elección con muchas sospechas.

“Se va a judicializar el proceso”, decían los políticos de la vieja guardia a sus militantes, como quien espanta con “ahí viene el Coco”, para que se apaciguaran los ánimos.

Demasiado tarde.

La pesadilla está ya aquí.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply