Cambios en el Congreso

Arturo Luna Silva

Nuevos aires soplan en el Palacio Legislativo.

Y es que hace unos días Óscar de la Vega dejó la jefatura de prensa del Congreso del estado para incorporarse de lleno a la Secretaría de Desarrollo Social, al lado de Javier López Zavala.

De hecho, el primer acto público del nuevo funcionario de la SEDESO, ya como tal, tuvo lugar el pasado 15 de septiembre.

Ese día acompañó a López Zavala, en el patio del Palacio Municipal de Puebla capital, durante la tradicional guardia que subsecretarios y otros altos funcionarios de la dependencia realizaron en honor de los héroes que nos dieron harta patria y harta libertad.

En la fotografía que le presento a continuación, Óscar de la Vega es el segundo detrás del “delfín” marinista; de corbata roja y traje oscuro, luce tan firme como un soldado… (obvio) del zavalismo.

foto-guardia-zavala1


***

Este mes de septiembre, la revista Líderes Mexicanos, de circulación nacional, le dedicó una edición especial a la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

A lo largo de 80 páginas, se presume a la nueva universidad forjada bajo el liderazgo de Enrique Agüera Ibáñez, así como los principales logros en infraestructura y en el proceso de reingeniería académica y administrativa que se aplica desde hace varios meses en la máxima casa de estudios del estado.

Aparece una interesante entrevista con el rector (“Hay en el futuro un gran espectro de posibilidades para mi persona, si es que en algún momento yo decido participar políticamente, pero por ahora, con toda honestidad y sinceridad, creo que mi tarea en la universidad está inconclusa…”y varias conversaciones con los principales colaboradores del jefe máximo de la BUAP, que también tienen sus 15 minutos de fama, como el tesorero general, Alfonso Esparza, y el contralor, Óscar Gilbón, entre otros.

La citada edición refleja con precisión el nuevo espíritu de vanguardia y modernidad que anima hoy a la institución, misma que recientemente pudo lograr la acreditación de todos sus programas académicos, un logro impensable en otros tiempos y que es tan sólo una de las muchas razones por las cuales Agüera Ibáñez continuará por un periodo más al frente de la universidad más importante de Puebla.

revista1

***

Desencanchado, con un discurso hueco y peligrosamente disperso.

Así ha lucido el próximo dirigente del PAN en el estado, Juan Carlos Mondragón Quintana, en las entrevistas de radio y televisión que ha tenido en los últimos días con motivo de su registro como candidato (casi único) a suceder a Rafael Micalco Méndez.

La falta de colmillo político y la ingenuidad como norma han sido las constantes en sus intervenciones mediáticas, pobres en ideas, míseras en conceptos.

Maniqueo, casi rayando en lo fundamentalista, Mondragón –un joven de 31 años que sin embargo luce como viejo- se ha visto tan mal que ya empezó a preocupar a quienes ven (o veían) en él al líder que el panismo poblano está (o estaba) esperando para sacarlos del atolladero y conducirlos, tras dos desastrosas derrotas electorales consecutivas –la de 2007 y la de 2009-, a Casa Puebla.

¿Podrá?”, se preguntan algunos militantes, ya con signos de admiración entre ceja y ceja.

Y es que por más que le hayan puesto de pilmama al secretario particular del dirigente saliente, el futuro mandamás en Acción Nacional continúa, digamos, improvisando, sin darse cuenta de que va a una guerra, no a una fiesta infantil, y que los tiburones priístas, tan perversos como eficaces, no tardarían ni una semana en comérselo, ya no se diga en un proceso electoral tan importante, y tan ríspido, como el de 2010.

Si va en serio en pos de la dirigencia estatal del PAN, urge que Juan Carlos Mondragón empiece a demostrar no sólo que quiere, sino también que puede, pues la lista de desilusionados podría en breve resultar muy pero muy grande.

Que luego no digan que no se los dije.

gar_pro@hotmail.com

2 Responses to “Cambios en el Congreso”

  1. Yo merolas says:

    Señor Luna,

    y Usted cuánto cree que se paga por aparecer en esas revistas; o acaso cree que de esas publicaciones andan preguntando quien es lider; por supuesto que no, todo cuesta; yo ni he leido la publicación, y ni pienso hacerlo, seguramente son puras loas y alabanzas al Rector; digo, el que paa manda; pero eso sí, qué casualidad que el Rector anda en campaña cuando casualmente a esta revista se le ocurrió escribir de nuestro bien amado lider; chale ¿y el Doctor Narro no existe? Si hasta le van a dar ala UNAM el Príncipe de Asturias, ese si es liderazgo y reconocimiento, no chayote pagado. Que pena que se ocupen de personajes tan pequeños y los hagan grandes por nada.

  2. A says:

    Arturo, me encantasssss!!!!!!!

Leave a Reply