La súper asesora de Moreno Valle

Arturo Luna Silva

Se llama Gisela Rubach Lueters, es orgullosamente veracruzana y pertenece a las grandes ligas.

Es más: si yo fuese priísta, empezaría a preocuparme –y a ocuparme-.

Rafael Moreno Valle, para muchos el más seguro candidato del PAN al gobierno del estado, la ha incorporado como asesora y más que eso: como estratega general de su proyecto hacia Casa Puebla.

La directora general de Consultores y Marketing Político, una empresa sumamente influyente entre quienes toman decisiones en México, ha sido clave en las últimas campañas políticas de nuestro país.

Nada más para comprender la clase de aliada que el senador del Acción Nacional se consiguió, baste anotar, en un principio, que es coordinadora académica del Diplomado en Mercadotecnia Política del ITAM, el prestigiado Instituto Tecnológico Autónomo de México.

No cabe duda que Moreno Valle va en serio.

Y es que Gisela Rubach –pionera en el estudio y desarrollo del marketing político en México- es un peso completo, una gurú como pocas hay en este nuestro infortunado país bananero.

El de Héctor Ortiz, en Tlaxcala; el de Antonio Echevarría, en Nayarit, y el más reciente, el de Fernando Ortega, en Campeche, son sólo algunos de sus triunfos más sonados de los últimos tiempos.

Y ella siempre al frente de las campañas, como gran guía; eficiente, sobre todo, en posicionamiento político, imagen, sondeos y encuestas, plan de medios y estrategia electoral, precisamente los temas que a partir de ya le llevará a Moreno Valle.

En la hoja de vida de la Rubach hay que detenerse en un dato espectacular: ha sido asesora de 200 campañas políticas en México y Centroamérica.

Ha trabajado lo mismo para el PAN que para el PRI.

Desde 1983 es catedrática y conferencista en diferentes universidades del país y del extranjero.

Trabajó en Estudios Especiales de la Subsecretaría de la SEGOB federal, de 1988 a 1991.

En 1993 fue asesora del titular de la SHCP para el proceso de privatización de puertos, donde realizó estudios y análisis del funcionamiento de los puertos de Hamburgo, Bremerhaven y Rotterdam.

Asesoró al Gremio Unido de Alijadores de Tampico para la privatización de los puertos de Tampico y Altamira, Tamaulipas y fungió como consultor asociado de Arthur D. Little Mexicana y como directora general de ADEG International.

Y por si algo faltara: en 2003 fue asesora del gobernador de Campeche y regularmente publica artículos especializados en periódicos y revistas de México y el extranjero.

Gisela Rubach Lueters se precia de decir que nunca de los nuncas ha perdido una sola campaña.

Y tiene razón.

Otro dato que debe inquietar a los priístas poblanos es que, antes de involucrarse en un proyecto político-electoral, la estratega siempre investiga a fondo si el candidato o la candidata tienen opciones reales de victoria.

Por simple lógica, si ya entró en Puebla y ya aceptó trabajar con (y para) el legislador del blanquiazul, quiere decir que sí ve futuro y que tal vez el marinismo deba prender de inmediato los focos amarillos.

No cabe duda que la contienda de 2010 no será precisamente un día de campo.

Será una auténtica guerra.

Conflagración para la que Rafael Moreno Valle ya se prepara.

¿También el PRI?

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply