El PRD veta a Doger

Arturo Luna Silva

 

Malas, muy malas noticias recibe el doctor Enrique Doger Guerrero al cierre de este 2009.

 

Su carta a Santa Claus o no llegó o el gordo simpático de plano la ignoró.

 

Y es que cuando tenía todo listo para prolongar su berrinche e irse del PRI dando un portazo, uno de sus escenarios se vino abajo como castillo de naipes.

 

La corriente “Nueva Izquierda”, dominante en el PRD, ha dictaminado que “no es confiable” y que con él ni a la esquina, brother.

 

Luis Miguel Barbosa Huerta, el dueño del sol azteca en el estado, vino hace unos días a Puebla capital y se reunió en corto con sus 12 apóstoles en el restaurante “Los Venados”.

 

Ahí estaban Irma Ramos, Miguel Ángel de la Rosa –el oficial de partes del partido- y Jesús Morales Manzo, entre otras finísimas personas.

 

Barbosa dejó en claro que Enrique Doger sólo busca usar a la franquicia (y también al PT y Convergencia) para fines que van más allá de los políticos: para una rabiosa venganza, estilo siciliana, contra Mario Marín, dizque nada más porque no lo hizo candidato al gobierno.

  

“(Doger) cree que nos chupamos el dedo y que nos vamos a dejar utilizar, pero se equivoca: la decisión es no, no hay confianza en su persona”, explicó, para luego subrayar que la determinación de vetar a Doger no tiene remedio, pues fueron órdenes de Manuel Camacho Solís y Jesús Ortega, el líder nacional del PRD.

 

Por lo tanto, el flemático ex rector y ex alcalde no será candidato a la gubernatura por la alianza de “izquierda”.

 

Ese camino está cerrado; ni su gran amistad con el saltimbanqui de Porfirio Muñoz Ledo le ayudó; el todavía priísta deberá buscar otra salida.

 

O quedarse en el PRI y aceptar lo que le están ofreciendo, que para su capital político, la verdad, es más que suficiente. Digo, ya saquearon a la BUAP, a la Promotora y al ayuntamiento, ¿qué más quieren?

 

Con los mismos kilitos de siempre, el jefe Barbosa también fue claro al señalar que sabe muy bien que distinguidos miembros de “Nueva Izquierda” están cooptados por el zavalismo.

 

Viendo con un ojo a Irma Ramos y con el otro a Morales Manzo, dijo que eso se acabó, porque el PRD poblano se aliará con el PAN en los comicios del 2010, al igual que en Oaxaca y conexas, y que ahora sí los perredistas jugarán a ser oposición de a de veras.

 

Y no como en los tiempos del propio Barbosa como dirigente del partido en Puebla, cuando se puso de alfombra a Mario Marín, para hacerle varios trabajitos sucios (por ejemplo, golpear a los que ahora serán sus cuates: los candidatos del PAN) a cambio de generosos pero inconfesables beneficios personales.

 

Pero eso al “Ñoño” Barbosa ya se le olvidó, porque ahora, según dijo en la citada reunión, el PRD será “antimarinista”.

 

Lo que sea que eso signifique para los corruptazos de “Nueva Izquierda”.

 

***

 

Esta columna observará un receso.

 

Nos leemos en enero.

 

Felices fiestas.

 

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply