Datos para comentar (e intrigar)

Arturo Luna Silva

Que fue a finales de la pasada semana cuando Jorge Estefan Chidiac se apersonó de plano ante Mario Marín en Casa Puebla para expresarle, en directo, sin intermediarios ni mensajeros, su deseo de dirigir el PRI estatal a partir de octubre próximo, cuando vence el periodo de Alejandro Armenta.

Que, fiel a su estilo, el gobernador no le dijo sí ni no, y que a lo más que se comprometió fue a hablar sobre el tema con el jefe político del susodicho, el líder de la CNOP, Emilio Gamboa.

Que la impresión que se llevó Chidiac de la reunión es que Javier López Zavala sigue siendo la opción número uno de Marín para el PRI, para sorpresa de propios y extraños tanto a nivel nacional como local.

***

Que otro que también estuvo hace poco con el gobernador es Germán Sierra Sánchez.

Que él llegó con una voluminosa carpeta con una completa radiografía de las causas de la estrepitosa derrota del PRI el pasado 4 de julio.

Que el ex senador no se anduvo por las ramas, vamos: no se guardó nada, y puso los puntos sobre las íes, por lo que es muy probable que ésa haya sido la última vez que se le convide a una reunión con el todavía huésped de Casa Puebla, pues su diagnóstico no debe haber gustado ni tantito.

Que hay que recordar que Sierra Sánchez fungió como coordinador de Seguimiento y Evaluación de la campaña del PRI, posición desde la que observó la serie de tonterías que se cometieron a lo largo de todo, todo el proceso.

***

Que en algunos domicilios poblanos empezó a realizarse un sondeo telefónico con la pregunta: “En su opinión, ¿quién fue el traidor que causó la derrota del PRI en las pasadas elecciones?”.

Que el primer nombre que los amables encuestadores ofrecen es el de Enrique Doger, pero no el único: también citan el de Blanca Alcalá.

Que los enterados adjudican la paternidad del bonito ejercicio “demoscópico” a José Luis Márquez, celebérrimo brazo derecho de López Zavala, diputado electo plurinominal y “gallo” del ex candidato a la gubernatura para la coordinación del grupo parlamentario del PRI en el Congreso local.

***

Que este martes 24 sólo dos poblanos fueron invitados por el gobernador Enrique Peña Nieto al desayuno privado en Casa de Gobierno del Estado de México con el premio Nobel de la Paz Muhammad Yunus: Enrique Agüera Ibáñez, rector de la BUAP, y Juan Carlos Lastiri Quirós, secretario de Desarrollo Social del gobierno de Puebla.

Que al evento acudieron destacadas personalidades del ámbito político, social y cultural del país.

Que el nombre de Lastiri, quien se movió como pez en el agua, ha sido manejado como opción tanto para el PRI estatal como para reasumir, en su momento, la (hoy más que nunca) trascendental coordinación de diputados federales priístas por el estado de Puebla.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply