¿En qué quedamos?

Arturo Luna Silva

¿Se acuerda de José Manuel Youshimatz?

¿De aquel ex atleta poblano que ganó una medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984?

Bueno, pues ése mismo anda presumiendo en todos lados que ya amarró la Dirección del Instituto Poblano del Deporte de la administración estatal que encabezará Rafael Moreno Valle.

¿Su único mérito?

La gran, gran amistad que dice tener con los integrantes de la burbuja morenovallista, especialmente con Fernando Manzanilla, el influyente operador del gobernador electo.

De hecho, Youshimatz –un completo desconocido en el estado- ya anda en pose de diva, repartiendo puestos, perdonando vidas y planeando qué jugosos negocios hará con el presupuesto del organismo deportivo.

Y es que lo suyo, lo suyo no es el ciclismo, sino la uña.

Sólo es cosa de recordar su oscuro paso por la Subdirección de Calidad en el Deporte de la Comisión Nacional del Deporte (Conade), de donde fue literalmente corrido hace unos cuantos meses debido a que, por ganarse unos miles de pesos con la contratación de empresas “patito”, puso en riesgo la vida de unos 300 atletas mexicanos que se dirigían a Puerto Rico para participar en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en un avión que sufrió la explosión de una turbina en pleno vuelo.

Eso por no hablar de su polémica labor como director del Instituto del Deporte de Aguascalientes, donde también dejó un pésimo sabor de boca.

Ahora, jura, viene a Puebla a hacerse cargo del deporte, uno de los pocos rubros, por cierto, donde el gobierno marinista, y eso gracias a la dedicada labor de Salomón Jauli, lució de primer mundo.

¿Pues de qué se trata?

¿No que Moreno Valle no iba a llevar a corruptos a su equipo de colaboradores?

¿En qué quedamos?

***

Lo dicho: la presidenta municipal de Puebla sigue edificando su futuro político y con la mira puesta en la Secretaría General del CEN del PRI.

Ayer Blanca Alcalá estuvo en la UNAM, donde impartió una conferencia sobre el papel de la mujer en la vida pública a 100 años de la Revolución Mexicana.

La alcaldesa también aprovechó su estancia en el Distrito Federal para desahogar una intensa agenda.

Agenda que incluyó una amena comida en el restaurante Antiguo San Ángel Inn con el conductor de noticias de TV Azteca Javier Alatorre.

***

El priísta Pablo Fernández del Campo rendirá el próximo miércoles 1 de diciembre en La Tocinería su Tercer Informe de Labores como diputado local y presidente de la Comisión de Gobernación del Congreso del estado.

El joven político dará cuenta de los logros y retos de su fructífera tarea legislativa.

Y es que, más allá de fobias y filias, hay que reconocer que fue uno de los pocos integrantes de la Cámara poblana que sí desquitó la dieta.

De hecho, con él no aplica aquel viejo –y muy cierto- dicho que reza: “La diputación dura tres años y la vergüenza, toda la vida”.

***

El Yunque poblano anda muy, pero muy activo en estos días de transición. El reportero tuvo acceso a un interesante informe de inteligencia que describe con precisión cómo un focalizado grupo de los “soldados de Dios” busca convertirse en un instrumento de intimidación y desestabilización ante el gobierno que se va y el que en breve llegará. Pronto, todos los detalles.

***

Cuentan que el líder estatal de Convergencia, José Juan Espinosa, además de ser presidente de su partido y diputado local electo, ahora pretende ser regidor de San Pedro Cholula, pero a través de su señor padre, quien ganó su espacio en el Cabildo de ese municipio, pero deja que su hijo exija a la presidenta municipal electa, la panista Dolores Parra, importantes posiciones de poder, como la Comisión de Obra Pública o la Tesorería. Al parecer José Juan está mezclando el partido, el Congreso y hasta la familia. ¿Qué callos estará pisando que lo tienen tan vigilado?

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply