El MIRE (Movimiento Independiente Revolucionario Estudiantil) desde adentro

Arturo Luna Silva

No fue casual que haya sido el 2 de octubre del año pasado cuando, según un reporte de inteligencia, vio la luz el grupo que hoy da fuertes dolores de cabeza so pretexto el aumento a la tarifa del transporte y que se prepara para abanderar todo tipo de causas sociales, estudiantiles, campesinas y obreras durante el sexenio de Rafael Moreno Valle: el MIRE (Movimiento Independiente Revolucionario Estudiantil).

Conformado por los denominados colectivos de la BUAP, principalmente radicales de izquierda que han coincidido durante años en la ya conocida Liga Estudiantil Democrática (LED), el MIRE surgió tras la asamblea realizada ese simbólico 2 de octubre en las instalaciones de la Casa de Estudiantes “Emiliano Zapata”, en la calle Río Lerma 5521 de la colonia San Manuel.

De acuerdo con el reporte al cual este columnista tuvo acceso, en dicha asamblea constitutiva participaron unos 60 estudiantes de las facultades de Derecho, Economía, Ciencias Químicas, Ingeniería Química, Ingeniería Industrial, Lingüística, Ciencias Sociales, Electrónica, Antropología, Psicología, Filosofía y Computación, aunque también estuvieron presentes alumnos de algunas escuelas incorporadas a la BUAP y dos estudiantes de la Normal Superior del Estado de Puebla, así como un representante del Colectivo “Letrinas” de la zona centro y autodenominados “estudiantes independientes”.

Durante la larga sesión (duró de las 10 de la mañana a las cuatro treinta de la tarde), tomaron la palabra el que hoy aparece como el líder más visible del movimiento, Iván Elías Ojeda Cuevas, de la Facultad de Derecho; Fidel Sánchez Juárez y Juan Hernández, de Economía; Marco López, de Electrónica, y Frida Indira Damián Jiménez, de Filosofía y Letras. También hablaron quienes sólo fueron identificados como Javier Martínez, Herminio García Vázquez, David Téllez Aguilar, “Cecilia de la Facultad de Filosofía” y “Nayeli de la Facultad de Medicina” (sic).

Ya desde su nacimiento en octubre de 2010 tenían claro por qué luchar.

Cito textualmente del reporte:

“El objetivo de la asamblea fue para (sic) discutir las acciones que se llevarán a cabo en contra del posible aumento del pasaje público de transporte. Se expuso que ahorita no se dará el aumento debido a los tres accidentes de los microbuses que originaron la muerte de cinco (personas) y más de 20 lesionados, pero se espera que para el próximo mes se reanuden las negociaciones entre el gobierno del estado y los concesionarios del transporte.

“En caso de que (se den) las negociaciones entre ambos grupos, los estudiantes adheridos a la LED reunirán a más estudiantes y solicitarán el apoyo de otras organizaciones sociales tales como la UPVA-“28 de Octubre”, el SUNTUAP, entre otras más.

“También se dijo que el sector estudiantil es el que más utiliza el servicio del transporte público y que con el aumento (se) dañaría la economía de los mismos, por lo que no estarán dispuestos a permitir el alza del pasaje.

“Sobre el punto del transporte público se propuso como tarea repartir volantes, pasar a los salones y convocar a asambleas por facultad para informar del problema del transporte público y sumar a más estudiantes a la organización de la LED.

“Por parte de las representantes de la Normal del Estado argumentaron que ellas se dan a la tarea de trabajar con compañeros de fuera ya que no hay mucha oportunidad de movilización estudiantil dentro de su instituto.

“(…) Terminando con el punto del aumento al pasaje, se pasó al nombre que llevaría el nuevo movimiento; durante aproximadamente una hora se discutieron varias propuestas, finalmente el nombre que se otorgó por consenso fue Movimiento Independiente Revolucionario Estudiantil (MIRE)” (sic).

Según la información de inteligencia, los objetivos del MIRE son los siguientes:

  1. Tener una postura de no al aumento a la tarifa del transporte.
  2. Apoyar la propuesta de 50% de descuento en la tarifa a estudiantes.
  3. Que se continúen respetando las tarifas preferenciales para discapacitados y tercera edad.
  4. Formar un movimiento con la fuerza suficiente y organización para luchar por problemáticas sociales a nivel estatal.
  5. Relacionarse y conseguir que el sector estudiantil apoye a organizaciones campesinas y obreras en movilizaciones futuras.
  6. Promover la organización estudiantil de todos los niveles y sectores del estado, comunidades rurales, así como la participación de estudiantes de instituciones privadas.

Agrega el reporte, que no da cuenta de proclamas o amenazas en contra, por ejemplo, del rector de la BUAP, Enrique Agüera Ibáñez; del gobernador saliente, Mario Marín, o del sucesor de éste, Rafael Moreno Valle:

“Por ser la primera reunión del MIRE sólo se establecieron hasta el momento estos objetivos” (sic).

Durante la asamblea que vio nacer a la agrupación, casi al final, se conformaron distintas comisiones (la de Propaganda fue asignada a la Facultad de Ciencias Químicas, la de Finanzas a la Normal Superior del Estado y la Facultad de Derecho, la de Prensa e Información a la Facultad de Electrónica y Lingüística, la de Relaciones a la Facultad de Economía y Derecho, y la de Negociaciones, “que se votó porque sea rotativa para no dar solo unas caras como dirigentes y que se forme por un compañero de cada escuela o facultad”) y se estableció: “Se estarán realizando reuniones semanales por facultades y cada 15 días se realizará una asamblea del MIRE para dar continuidad al trabajo”.

Sobre ideologizado pero organizado, El MIRE está contra todo acto de poder en general y sus integrantes, al parecer, buscan emular a los líderes del primer movimiento estudiantil moderno, el del 68: de alguna manera, y guardando las proporciones, quieren ser los Gilbertos Guevaras y las Titas Avendaños de su época.

Hoy han encontrado el pretexto ideal para movilizarse: el enésimo aumento a la tarifa del transporte público.

Pero mañana, ya lo advirtieron, estarán tratando de abanderar cualquier otra causa con supuesto o real fundamento social.

Lo preocupante es que varios de sus miembros creen que el fin justifica los medios y están dispuestos a recurrir a la violencia para lograr sus objetivos. Ya lo demostraron en los últimos días en diversas facultades de la máxima casa de estudios.

Quizá por eso, sólo por eso, el MIRE deba ser observado con cuidado y detenimiento.

Es probable también que las nuevas autoridades que entrarán pronto en funciones, tanto estatales y municipales, cometan un error si deciden minimizarlo o ignorarlo.

Y es que su infiltración por actores políticos con agenda y objetivos personalísimos y contrarios al interés general de los poblanos, puede ser también la bomba de tiempo que muchos oportunistas y emisarios del pasado están buscando para incendiar el estado, un estado que lo último que necesita hoy es ingobernabilidad, desorden y encono social.

gar_pro@hotmail.com

2 Responses to “El MIRE (Movimiento Independiente Revolucionario Estudiantil) desde adentro”

  1. Aleida Moreno says:

    Considero que las primeras acciones deben recaer en la propia BUAP, se debe investigar si en verdad son estudiantes inscritos y sancionarlos por su conducta, de otra manera se caera en la actitud de fingir que “no pasa nada” mientras se consiente que tales sujetos continúen cometiendo tropelías so pretexto de defender causas sociales, como antaño sucedía con otro movimiento denominado MRU (Movimiento Revolucionario Unido) que estuvo vigente en los años 70’s y 80’s. Esto sin duda significa un reto para Agûera, con esto se demostrará si de verdad es un buen dirigente como lo fue José Doger, quien logró controlar a todos esos Pseudo estudiantes y dio otra cara a la universidad de puebla o solo es buen rector para inaugurar obras con el millonario presupuesto que recibe (además de hacerse cirgugías estéticas). Gracias.

  2. Santo says:

    Con todo respeto no tienes ni ideade como evoluciona un movimiento.

Leave a Reply