Aréchiga y su carnal Enrique Nácer (Noticias del Dúo Anémico)

Cuentan que el que ya no siente lo duro sino lo tupido es Guillermo Aréchiga Santamaría, líder –en calidad de bulto- del Congreso de Puebla.

Y es que no conforme con dejar en claro que lo suyo, lo suyo es la mapachería electoral -gracias a su penosa intervención el domingo pasado en Tecuanipan-, el diputado del PANAL volvió a, como dicen en mi pueblo, regar el tepache.

Resulta que tras el escándalo que ocupó la agenda mediática por al menos dos días y la dolorosa tunda que se llevó por parte de panistas, priístas y convergentes, Aréchiga logró finalmente despresurizar un poco el tema.

¿Cómo?

Llegando a un acuerdo con el PAN en el sentido de dejar que se abriera una investigación para esclarecer su participación en la elección extraordinaria, misma investigación que sólo sería para taparle el ojo al macho, pues en los hechos con ella no pasaría nada, absolutamente nada; vamos, que el presidente de la Gran Comisión no sería sancionado ni amonestado ni nada similar.

Ese era el pacto. Por recomendación de ya saben quien, Acción Nacional le daría una salida digna y sobre todo margen de maniobra, con el fin de no debilitar su ya de por sí menguado liderazgo y mantener a salvo la gobernabilidad de la Cámara, convertida por su culpa en un circo.

Después de todo, ¿qué “líder” puede ser ídem con todos en contra?

Pero Aréchiga no contaba con que más tardaría en respirar aliviado que su “aliado”, el diputado Enrique Nácer Hernández, en enviar sendos mensajes privados al dirigente del PAN, Juan Carlos Mondragón, así como a los legisladores Mario Riestra y Jesús Zaldívar, burlándose de ellos por haber perdido en Tecuanipan y llamándolos “jovencitos” en tono burlón y despectivo.

Y como a toda acción corresponde una reacción, los señores del PAN se le volvieron a ir a la yugular a Aréchiga, quien, acorralado, se tuvo que tragar el sapo y no tuvo otra opción que terminar ofreciendo disculpas, sentidas y sinceras disculpas, por la torpe, burda maniobra de su protegido, quien no ha entendido que más ayuda el que no estorba.

A ver cómo se le ponen a Aréchiga los panistas cuando se enteren de la extraña subasta que el citado Enrique Nácer está promoviendo de algunos bienes muebles propiedad del Congreso del estado, a través del Comité de Administración del Patrimonio y de los Recursos Materiales, del cual funge como secretario. Subasta que huele mal, muy mal a kilómetros de distancia.

Sí. Con esos amigos, para qué quiere enemigos el dizque líder del poder Legislativo de Puebla.

***

Hablando de diputados poblanos: este jueves estarán en Los Pinos los del Partido Acción Nacional, encabezados por su coordinador, Mario Riestra.

Asisten a una reunión con el presidente Felipe Calderón, quien citó a todos los legisladores locales blanquiazules del país desde la pasada semana.

Aunque no hay una orden del día, se sabe que entre los temas que tocarán están el presupuesto para Puebla, las reformas electorales pendientes y, por supuesto, el escenario político rumbo al 2012, sobre todo tras la debacle panista del domingo, cuando el PRI se llevó carro completo en el estado de México, Nayarit y Coahuila.

Con Calderón estarán 10 secretarios de su gabinete, entre ellos el de Hacienda, Ernesto Cordero, y la coordinadora nacional de diputados locales del PAN.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply