Comparecencia

El pasado 7 de octubre, ante el juez segundo de lo civil y de lo familiar del Distrito Judicial de Cholula, comparecieron por escrito el procurador Víctor Antonio Carrancá Bourget; el secretario de Administración, José Cabalán Macari Álvaro, y el secretario de Finanzas, Roberto Juan Moya Clemente.

¿La razón?

Finiquitar el esperado convenio judicial con el abogado y notario Carlos Meza Viveros, secretario de Gobernación en tiempos de Manuel Bartlett Díaz, dentro del juicio ordinario civil 795/2011, es decir, el célebre caso del gobierno del estado de Puebla contra la Inmobiliaria Hena S.A. de C.V. –de Ricardo Henaine Mezher-, para recuperar en definitiva el terreno conocido como Valle Fantástico.

Un fino trabajo político por parte de los operadores morenovallistas y el esfuerzo de conciliación por parte de Meza permitieron llegar a un feliz arreglo para ofrecer al juez de la causa nuevos elementos para ratificar que el predio en disputa, y que el citado empresario reclama como propio, es un bien público y que, por ello, pertenece a todos los poblanos.

En su larga exposición, Meza declara que los funcionarios de la administración 1993-1999, facultados por Bartlett para suscribir a su nombre todos y cada uno de los documentos traslativos de dominio de la Reserva Territorial, observaron de manera escrupulosa el marco constitucional y las leyes secundarias rectoras en el desarrollo y ejecución de los programas, subprogramas, proyectos parciales y declaratorias que precedieron a la ejecución de los Decretos Expropiatorios.

También señala que para el conciliante (él), “resulta de particular importancia el rescate de los predios descritos en la demanda inicial elaborada por el representante legal del Ejecutivo del Estado” y que “son ciertos los hechos narrados en la demanda del GOBIERNO DE PUEBLA, presentada en el juicio identificado al rubro” (sic).

Así, con esa contundencia, el convenio adquiere fuerza de cosa juzgada y fortalece todavía más la acción -emprendida por el actual gobierno estatal- de inexistencia y nulidad de la donación onerosa, que un día favoreció al citado empresario.

Los pronósticos fallaron, el anunciado choque de trenes entre el bartletismo y el morenovallismo nunca llegó –no al menos en el marco de este controvertido asunto-, y ahora será cuestión de esperar que el juez se pronuncie definitivamente mediante una sentencia cuyo final ya se adivina desde ahora.

Para los escépticos, estas son las fojas principales del multicitado convenio entre los mencionados funcionarios estatales y Meza Viveros, copia del cual obtuvo el reportero:

convenio-01-001

convenio-02-001

convenio-03-001

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply