Gabinete morenovallista: no se ve ni se nota

Pues no es por ser aguafiestas, pero un año después, muy pocos poblanos ven en positivo a los integrantes del gabinete del gobernador Rafael Moreno Valle.

De hecho, su nivel de aprobación es poco más que mediocre.

Y es que seis de cada 10 opinan que su desempeño ha sido entre regular y muy malo.

Sólo 29 por ciento considera que el trabajo de los colaboradores del jefe del Ejecutivo –que el 15 de enero rinde ya su primer informe- ha sido muy bueno o bueno.

Así lo revela una encuesta estatal de la empresa Espacio Muestral S.C., de la maestra Gisela Rubach.

Realizado en la última semana de noviembre de 2011, el estudio, al cual tuvo acceso el reportero, indagó acerca de la opinión de los ciudadanos “sobre la labor que está realizando el actual gabinete del gobierno del estado de Puebla”.

Se pidió: “Diría usted que es muy buena, buena, regular, mala o muy mala”.

Y estos fueron los resultados:

* Muy Buena: 1%

* Buena: 28%

* Regular: 40%

* Mala: 19%

* Muy Mala: 4%

* No lo conoce: 5%

* No sabe/No contestó: 3%

Es decir: 63% califica de regular a muy malo el desempeño del gabinete morenovallista.

Sin ser concluyente, el dato –dato duro- exhibe un problema.

Y encierra una paradoja: un gabinete que sí trabaja, no se nota.

O como diría el clásico: no se ve ni se escucha.

¿Quién duda que Fernando Manzanilla (secretario general de Gobierno), Antonio Gali (secretario de Infraestructura), Jorge Aguilar (secretario de Salud), Luis Maldonado (secretario de Educación Pública), Ángel Trauwitz (secretario de Turismo), Patricia Leal (secretaria de la Contraloría), José Cabalán Macari (secretario de Administración) o Juan Pablo Piña (secretario de Servicios Legales y Defensoría Pública) sí trabajan?

Sí trabajan, y mucho, pero nadie está destacando sus logros, explicando sus proyectos, “vendiendo” sus ideas, acentuando sus positivos

La percepción mayoritaria, entonces, es que son funcionarios regulares, malos o muy malos de plano, lo que no es precisamente exacto.

(O sólo en algunos casos).

Aventurando una hipótesis de trabajo, la escasa exposición mediática y el silencioso y bajo perfil comunicacional de los secretarios, pero sobre todo su miedo a brillar con luz propia –ese su conocido terror al jefe: el eje de su universo, el centro de su sistema solar, el principio y fin de su espacio y tiempo-, ya empezó a pasarles la factura.

Una factura demasiado alta y costosa, tratándose –como se trató- de su primer año, el año inaugural, el año de arranque, el año donde, por eso mismo, todavía gozaron del beneficio de la duda.

“Comunicar es gobernar”, dicen los especialistas.

Menudo reto para el segundo año del gabinete morenovallista.

¿Lo entenderán?

***

“Dios en el poder. Una conversación telefónica: del escándalo mediático al equilibrio político”.

Tal es el título del estudio realizado por el ex director de Comunicación Social del gobierno del estado de Puebla Javier Sánchez Galicia, sobre el caso que a punto estuvo de costarle el poder a Mario Marín Torres, el famoso góber precioso.

Casi una introspección, pues fue él a quien tocó aplicar algo más que un control de daños para superar la crisis que desde el inicio adquirió alcances internacionales por “una mala aparición en medios, particularmente en televisión, abrupta, desordenada, sin mensaje claro de defensa” (sic), el trabajo de Sánchez Galicia –actual director del Instituto de Comunicación Política en México- es uno de los capítulos de la obra “La gestión del disenso. La comunicación gubernamental en problemas”, coordinado por los reconocidos consultores Luciano Elizalde, Damián Fernández Pedemonte y Mario Riorda.

Este lunes, en Puebla On Line, ofrecemos un adelanto de ésta, una reflexión en voz alta, y una aportación intelectual indispensable, para poder entender un poco más el verdadero momento de quiebre de lo que todavía se conoce como marinismo.

Hay que decir que “La gestión del disenso” reúne diversos estudios sobre crisis gubernamentales en España, Colombia, Uruguay y México, que han marcado época y que mantienen la misma estructura de preocupación que hace cientos de años desvelaba a Maquiavelo: “De cómo se adquieren los principados”, pero también de “Cómo se conservan”.

El libro ya se publicó en Argentina y próximamente –entre febrero y marzo- circulará en nuestro país.

librooki

***

Dos jóvenes y exitosos empresarios: Eduardo Kuri Aguilar, como presidente, y Simoneta Capasso –de Talavera Santa Catarina-, como secretaria, encabezan el Comité de Financiamiento Privado del Partido Nueva Alianza en Puebla, que hoy presenta en sociedad su dirigente estatal, Gerardo Islas.

La cita es a las 9:45 horas en el Club de Empresarios.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply