RMV, el PAN y el Juego de la Perinola

ipirinola

No todos los yunquistas de Puebla lucen conformes con el peculiar arreglo al que llegó el PAN con Rafael Moreno Valle.

Sienten que ante un gobernante de aires autoritarios como el poblano, negociaron mal y perdieron más de lo que ganaron.

Para decirlo en sus propios términos: en el juego de la perinola, a él le volvió a salir “toma todo” y a ellos “todos ponen”.

Y no les falta razón.

El domingo 16 de diciembre, cuando Rafael Micalco –desde ahora, un líder sin dientes- suceda en la dirigencia estatal a Juan Carlos Mondragón, se terminará por concretar El Asalto del Morenovallismo al PAN.

Una condición sine qua non para el proyecto presidencial 2018 del gobernador: hacerse del control del blanquiazul en el estado, a bajo costo.

Desde la segunda quincena del último mes de 2012, Moreno Valle tendrá una dirigencia a modo a través de un panista que sabe el costo de decirle que no a sus caprichos y órdenes.

Sí. Micalco ya conoce el paraíso y el infierno: mientras ayudó al hoy gobernador desde el Comité Directivo Estatal –del que ya fue presidente- a edificar su camino a Casa Puebla, recibió apapachos y reconocimientos.

En el momento en que empezó a titubear e incluso a oponerse a varios de sus estrambóticos designios, la recompensa fue el frío y el castigo, si no es que el veto y el ostracismo.

¿Qué rol va a jugar ahora de cara a Moreno Valle, el mismo que lo saca del baúl de los trebejos a donde lo había mandado?

¿Amarrado de manos, como llegará, Micalco será capaz de frenar las imposiciones –por ejemplo de candidatos a ediles y diputados- de quien además tendrá el sartén por el mango porque de él dependerá el sostenimiento económico de las campañas del 2013 y del propio CDE?

Hay yunquistas que lo dudan y que no sólo esperan nuevos atropellos por parte del gobernador, sino que ya empiezan a sentirlos incluso antes del 16 de diciembre: ¿o quién, por ejemplo, está haciendo todo lo posible, y hasta lo imposible, para evitar que la última de los rebeldes, Ana Teresa Arana, se convierta en consejera nacional vitalicia?

Como se ha dicho, Juan Carlos Mondragón negoció lo suyo –la curul plurinominal, todo un deporte dentro de la ultraderecha poblana- y pronto bajó los brazos ante la que él mismo había bautizado como La Madre de Todas las Guerras contra Moreno Valle.

Ojalá que como fruto del arreglo con Casa Puebla, el presidente municipal Eduardo Rivera Pérez haya logrado que le quiten la bota del cuello con la aprobación de sus cuentas públicas, una amenaza constante para los enemigos del sistema.

Así, por lo menos, habrá valido la pena la entrega del partido a quien tendrá en Micalco a un empleado más y, por si algo faltara, el 50% y más de las posiciones del Comité Directivo Estatal.

Y es que, en el juego de la perinola, volvió a prevalecer el “toma todo” sobre el “todos ponen”.

¿O alguien lo duda?

***

Cuentan que simplemente por desidia –prima hermana de la flojera-, el priísta Carlos Sánchez Romero no ha inaugurado la Oficina de Atención de los diputados federales y senadores del PRI que desde hace un mes está lista… pero ¡sin funcionar!

El ex edil de San Martín Texmelucan e invisible coordinador de los legisladores priístas en San Lázaro mandó a colgar el letrero que da cuenta de la existencia de la oficina, pero se desentendió de abrir sus puertas al público en general.

Peor: genial, brillante, Carlos Sánchez eligió un inmueble adjunto al fraccionamiento residencial La Vista Country Club, sobre la Vía Atlixcáyotl, para ubicar dicha oficina –donde operó el cuartel de campaña del neopanista Javier Lozano Alarcón-.

Es decir, lo más lejos posible de los poblanos de las colonias más marginadas, seguramente rogándole a Dios que a éstos nunca se les vaya a ocurrir hacer la odisea de cruzar la ciudad usando dos o hasta tres viajes en transporte público (¿o pensará que todos tienen Cadillac?), con la idea de pedir ayuda o realizar alguna gestión ante nuestros maravillosos diputados y senadores.

***

También cuentan que el que ya no aguanta las burlas de sus compañeros, por presumir con verdades a medias o mentiras completas de su “cercanía” con Manlio Fabio Beltrones, es el diputado Enrique Doger Guerrero.

Dicen que cada vez que el ex edil de Puebla y ex rector de la BUAP habla de su pertenencia al grupo compacto del poderoso coordinador de la fracción de diputados del PRI, risas tan abiertas como estruendosas se escuchan en los pasillos del edificio de San Lázaro.

Incluso, algunos, a grito pelado, a mitad de la carcajada, le gritan: “¡Aguas, que ahí viene mi burbujo!”.

¿Verdad Jesús Morales Flores?

***

Ya arrancó la carrera por la presidencia municipal de Atlixco, y en la lista hay que apuntar a la Dra. Ariadna Ayala Camarillo.

La priísta, dirigente del Comité del Movimiento Territorial, ya recorre juntas auxiliares, comunidades y colonias en busca del respaldo popular.

Dicen que tienen tamaños para arrebatar al PAN la alcaldía de uno de los municipios más importantes del estado.

¿Será?

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply