El Dilema de Eduardo Rivera

foto-lalo-josefina

Una verdad a medias fue la que dijo el alcalde de Puebla hace unos días cuando declaró que “declina” en la búsqueda de la dirigencia nacional del PAN.

“Hay que esperar la convocatoria en las próximas semanas y habrá el momento para que terminando la alcaldía, si hay las condiciones estaré participando en la sucesión de la dirigencia nacional, pero no como candidato”, dijo Eduardo Rivera Pérez.

Y es que si bien, en efecto, ya no está en el horizonte, por múltiples factores, convertirse en el sucesor de Gustavo Madero, el poblano sí tiene otros planes, directamente ligados al proceso que han empezado los panistas en todo el país para encontrar a un nuevo líder nacional.

Rivera Pérez no sólo, como es natural y lógico, se ha sumado –aunque no en público- a Josefina Vázquez Mota, quien ya ha alzado la mano para pelear la posición, sino que pretende ir en fórmula con la ex candidata presidencial, como secretario general del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, una variable que nadie ha visto y que va de la mano con su rol como dirigente de la Asociación Nacional de Alcaldes, mejor conocida como ANAC.

A pesar de que hasta hoy ir en mancuerna con Vázquez Mota es solo una posibilidad, en el entorno del edil poblano se viene trabajando con intensidad desde hace algunas semanas en ello, esperando, entre otras cosas, reunir el consenso necesario y sobre todo la aceptación de las seis figuras que están arropando la nueva aspiración de la fracasada aspirante a Los Pinos, es decir, los ex gobernadores Francisco Barrio, Alberto Cárdenas, Fernando Elizondo, Carlos Medina Plascencia, Fernando Canales y Ernesto Ruffo.

Rivera Pérez busca desesperadamente una tabla de salvación, que le haga menos difícil su travesía por el desierto, una vez que termine su gestión como presidente municipal. Una posición de carácter nacional, como lo es la Secretaría General del CEN panista –una cartera hoy de por sí en manos de la ultraderecha-, le daría oxígeno y vigencia para, en su momento, salir a pelear por la gubernatura de Puebla.

En el camino de conseguir hacer fórmula con Vázquez Mota, hay –y habrá- diversos problemas. Uno de ellos, muy, muy serio: un choque directo, frontal, ineludible, con el grupo del gobernador Rafael Moreno Valle, quien no parece que vaya a apoyar a quien fue incapaz, como candidata, de garantizar la permanencia del PAN en el poder federal, tras 12 años de gobierno encabezados por Vicente Fox y Felipe Calderón.

Sólo hay que ver las declaraciones del senador poblano Javier Lozano Alarcón, muy cercano a Casa Puebla, cuestionando la ausencia de Josefina en las tareas del partido y por tanto su candidatura a la presidencia del blanquiazul.

“Después de un año de ausencia y de un tercer lugar en la elección presidencial, difícilmente puede ser el liderazgo que necesitamos en el PAN (…) Hay que ver a quienes quieren ver al pasado, por el retrovisor, para ir con Josefina, y quienes aspiran a un proyecto de futuro con Ernesto Cordero”, dijo el legislador, que fue vocero de la campaña de la coalición “Puebla Unida” este 2013.

Así que ahí está, más que planteado, el dilema para Eduardo Rivera: sumarse de lleno al proyecto de Vázquez Mota, pero provocando con ello una colisión –otra- con Moreno Valle, o dejar pasar la oportunidad que se le presenta de construir una plataforma política que desde lo nacional lo empuje en lo local, para garantizar la supervivencia de su grupo y poder así empezar a soñar por el verdadero y último objetivo de El Yunque: la gubernatura en 2018.

¿Cuál camino tomará?

***

Un poblano que empieza a posicionarse, y fuertemente, en el PRI a nivel nacional es Juan Pablo Piña Kurzcyn.

Poco a poco, el secretario general de la Fundación Colosio empieza a asumir un rol decisivo en las tareas del partido.

Baste ver lo sucedido este fin de semana, cuando, para sorpresa de muchos, incluidos varios poblanos, el ex secretario de Servicios Legales y Defensoría Pública compartió presídium con el presidente y la secretaria general del CEN, César Camacho e Ivonne Ortega, respectivamente, durante la reunión con presidentes de comités directivos estatales y con delegados nacionales, en la que se expusieron los avances de las reformas hacendaria y energética del presidente Enrique Peña Nieto.

foto-juan-pablo

Ajeno a distracciones e insidias y envidias de sus compañeros de partido, que en Puebla tienen al PRI sumido en la peor de sus crisis, Juan Pablo Piña está en lo suyo. Construyendo el futuro y caminando hacia el frente.

No lo pierda de vista.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply