Y ADEMÁS… LA ECONOMÍA EN RUINAS

foto-peu00d1a-nieto

Por si no fueran suficientes la crisis de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos desde hace casi dos meses y el escándalo que ha envuelto al presidente Enrique Peña Nieto y a su esposa, Angélica Rivera, por la revelación de su millonaria mansión y su fallida defensa a través de un video en YouTube, se confirma que 2014 ha sido otro año perdido en materia de crecimiento económico para un país ya de por sí envuelto en un polvorín social y político.

A Peña Nieto le urge una limpia: el Banco de México (Banxico) anunció que redujo –por enésima vez- su proyección de crecimiento económico del país para este año a un rango de entre 2 y 2.5 por ciento, en tanto que el de 2015 –año electoral- queda entre 3 y 4 por ciento. Dicho rango, por supuesto, es muy inferior al que estableció a principios de año la Secretaría de Hacienda, que fue del 3.9 por ciento.

Las malas noticias se acumulan en el escritorio del presidente: Banxico prevé que el crecimiento máximo al que México aspira será menor al previsto por Hacienda, que anticipa una expansión del Producto Interno Bruto (PIB) de 2.7 por ciento este año. El banco central estima que la economía del país creció solo 0.6 por ciento en el tercer trimestre del 2014 a tasa desestacionalizada y 2.2 por ciento a tasa anual sin ajuste estacional.

En otras palabras: el panorama de la economía mexicana es desolador y explica perfectamente la otra cara de la crisis de gobierno que enfrenta Peña Nieto, cuya popularidad, desde luego, está literalmente por los suelos y su proyecto de nación en ruta de colisión.

En diciembre de 2012, cuando tomó posesión, 38% de los mexicanos consideraba que su situación económica personal era “peor” que hacía un año.

Hoy, este porcentaje ha aumentado a casi 69%.

De hecho, estamos cerca de llegar al peor punto de la historia reciente del país, en junio de 1995, cuando 83% de los mexicanos declaró que su economía estaba peor que el año pasado.

Eso en cuanto a la percepción de la economía personal.

Ahora bien, cuando se le pregunta a la gente qué opina de la situación económica de todo el país, el 71% contesta que está peor que el año pasado. Una vez más, este indicador es similar al que se registraba durante la crisis recesiva mundial de 2008-2009.

Estos números no son gratuitos.

Venimos de un año de crecimiento económico paupérrimo, en el que, apenas aprobadas, las famosas reformas estructurales de Peña Nieto siguen sin dar “color”, especialmente en el bolsillo de las familias menos favorecidas.

Y aunque el gobierno finalmente entendió que debía aplicar la política keynesiana de gastar mucho para estimular la economía, esto no ha tenido un efecto positivo importante en los hogares de los mexicanos, quienes de plano consideran que “estábamos mejor cuando estábamos peor.”.

Las expectativas para el 2015 no son halagadoras: con la obvia fuga de capitales, el freno a la inversión directa extranjera, el crecimiento en la desconfianza del consumidor, la caída del precio del barril del petróleo, la turbulencia en los mercados emergentes y el ajuste del tipo de cambio de 13 a 13.4 pesos por dólar estadounidense, cualquier cosa puede pasar.

Con el caso Ayotzinapa y el mega escándalo por la insultante “Casa Blanca” de Lomas de Chapultepec, así como la despiadada lucha por el poder que se está dando en la cúpula entre las mafias priístas –y que es finalmente el origen de todos los males actuales y futuros-, Peña Nieto entregará muy malas cuentas al cierre de 2014, otro año perdido.

Con la economía prácticamente en ruinas y una crisis social y política sin precedentes, el año próximo le espera, además, una elección legislativa intermedia que reflejará el verdadero hastío del grueso de los mexicanos ante el modelo de nación que se nos ofrece, un modelo caduco que por eso mismo ya demostró su inutilidad, pues finalmente –está visto- sólo sirve a los intereses de los integrantes de un partido, el PRI, que terminará por pagar los platos rotos de la ceguera, terquedad, soberbia, negligencia y corrupción presidencial.

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply