EL MODELO DURANGO (EL MÉTODO MANLIO) PARA PUEBLA

POSA

El eficiente modelo que el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Revolucionario Institucional (PRI) utilizó para anunciar su decisión de que el candidato a la gubernatura del estado de Durango será el alcalde capitalino Esteban Villegas Villareal, y así bajar a los ansiosos y calmar a los imprudentes, se aplicaría al pie de la letra en Puebla.

Un comunicado oficial. Solamente eso.

Acompañado de llamadas. Muy contadas, para quienes lo merezcan y para quienes lo requieran.

En el caso de Durango, que será replicado en Puebla, en ese texto se refrenda el apoyo al abanderado desde el centro, el respaldo de los sectores y se anuncia que en marzo se realizará la Convención de Delegados para formalizar la determinación.

Así nada más y sin necesidad de llamar a nadie a la calma. La unidad será un tema de disciplina, no de caprichos ni de construcciones.

Se dictará.

O más bien: se decretará.

Esa estrategia –algunos ya le llaman el Método Manlio–, que se utilizó con saldos positivos en Durango, en donde los jaloneos por la candidatura al gobierno del estado amagaban con desbordar a la dirigencia estatal y complicar a la nacional, muestra el estilo personal y de mano firme del presidente del CEN, quien ya dejó ver que así será en tierras poblanas.

Claro, con cuidado en las formalidades legales. Antes de ese comunicado, el mismo CEN publicó la convocatoria para Durango y así lo hará para Puebla.

Sin convocatoria es imposible que haya candidato y los trascendidos, por más sustento que tengan, son sólo eso.

Aunque en el caso de Puebla ya está más que claro el rumbo del tricolor, a pesar de que lo nieguen los esperanzados y la propia Blanca Alcalá.

De acuerdo con fuentes del edificio de Insurgentes Norte, en el Distrito Federal, desde el pasado sábado 21 de noviembre, Manlio Fabio Beltrones Rivera ya había anunciado a Blanca Alcalá la decisión de que ella será la candidata.

En una reunión privada, esa tarde, luego de concluir la XXXV Sesión Extraordinaria del Consejo Político Nacional, el sonorense habló en privado en su oficina con la senadora.

De acuerdo con esa versión, ella luego dejaría el edificio sede del PRI para trasladarse al Palacio de Bucareli, a unos minutos de distancia, donde también se reunió con Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, por la noche.

La prudencia y la secrecía fueron el sello y valor entendido en las dos reuniones.

El aval a su candidatura fue el tema.

Los compromisos mutuos que se fijaron, la despedida.

En ese tenor, durante la primera quincena de enero, un día sin aviso, el CEN emitirá la convocatoria para la elección de su candidata a la gubernatura en 2016 en Puebla.

Luego de ese paso estatutario y obligatorio, será cuestión de horas o de días, para que aparezca un comunicado oficial en el que, casi con las mismas palabras, se informe que Alcalá Ruiz es la elegida.

Habrá sin duda llamadas (algunos afirman que dichas llamadas ya comenzaron a hacerse desde este domingo).

El encargado de marcar el teléfono será el delegado del CEN en la entidad, Rogelio Cerda Pérez. Primero los sectores y la Comisión de Procesos Internos.

Luego los otros aspirantes, a algunos, los que no han cometido indiscreciones ni han hecho enojar a Manlio con su imprudencia.

El método Durango para Puebla.

***

CAMPAÑA CONTRA BLANCA

La desesperación delató a los detractores de la senadora Alcalá, el pasado viernes, cuando en redes sociales se dio por hecho su candidatura.

Salió de inmediato un video en el que se le bautiza como “Opaca Alcalá” y se le acusa de gastar mucho en viajes y olvidar a los pobres.

¿Quién fue?

¿Es fuego amigo?

Pareciera que .

Dos son los aspirantes que han mostrado que tienen equipos para armar videos para promocionarlos: el ex diputado federal Enrique Doger y Alberto Jiménez Merino, el delegado de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

¿Quién fue?

La mano que aventó la piedra dejó huellas.

Basta ver las líneas de tiempo de los bots y seguidores reales de los dos, para hacer una conjetura.

Coincidentemente, a las horas en que estaba el furor por el destape que las redes sociales hacían de Blanca Alcalá, los seguidores que estuvieron más activos fueron los de Jiménez Merino.

¿Coincidencia?

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply