Mentiras priístas

Arturo Luna Silva

¿Quién miente?

¿El ayuntamiento de Puebla, que afirma estar bajando del mobiliario urbano toda la propaganda de todos los partidos políticos, o el PRI, que jura y perjura que ha respetado la nueva ley electoral, que prohíbe y -se supone- castiga tal contaminación publicitaria?

No lo sé, pero sí, y con certeza, que a alguno de los dos le está creciendo la nariz como Pinocho.

Y que el IFE ni por enterado.

Y es que ayer el fotógrafo desconocido (gran amigo de este espacio) nos logró documentar lo que ya nos había advertido en días pasados: que son incontables los postes de energía eléctrica en varias colonias de Puebla capital donde permanece intocada, e intocable, la propaganda de los candidatos priístas.

¿Un descuido?

¿Simple error?

Parece que no.

Más bien todo hace pensar que en la comuna alguien ha estado muy preocupado por cuidar y preservar -como si en ello le fuese la vida- los anuncios tricolores.

Vaya, que no los toquen ni con el pétalo de una rosa.

Sin importar que al hacer se esté violando la ley.

¿Será que ese “acomedido” (traducción: pendejo con iniciativa) se tragó completito el célebre discurso de los “traidores” y busca demostrar a como dé lugar que su jefa, la alcaldesa Blanca Alcalá, sí está apoyando a su partido, contrario a lo que hace algunos días sugirieron algunas (interesadas y perversas y grotescas y dolosas) voces del Revolucionario Institucional?

Mientras son peras o manzanas, un tip para las cuadrillas del ayuntamiento, que por supuesto no ven ni oyen: en el Infonavit Amalucan (distrito VI) y la Unidad Habitacional La Victoria (distrito 11), por ejemplo, el mobiliario urbano presenta los “adornos” que a continuación se muestran:


foto-propaganda-1

foto-propaganda-2

foto-propaganda-3

***

Por cierto: hablando de mentiras.

Hace unos días le conté aquí sobre el extraño caso de las despensas.

Escribí:

“Así como los bíblicos panes y peces, se multiplicaron de repente las despensas priístas.

“Del edificio del Congreso del estado, de lado de la calle 3 Poniente, salió un cargamento con docenas de ellas con rumbo desconocido.

“Y es que harto preocupados por tu economía familiar, los candidatos del tricolor siguen requetefelices con su ya célebre “Operación Despensa”.

“Tal y como se muestra en estas bonitas gráficas captadas en secuencia por el fotógrafo desconocido:


despensa-congreso-01

despensa-congreso-02

despensa-congreso-03


Hasta aquí la cita, que viene a cuento porque ayer leí en el periódico digital e-consulta una nota en la que se reporta que el junior millonario Fernando Morales Martínez, candidato priísta a diputado federal por el distrito VIII con cabecera en Ciudad Serdán, repartió a través del PRI de Tecamachalco una serie de despensas, con el obvio fin de coaccionar el voto.

Mi curiosidad aumentó el doble cuando comparé una de las fotografías con que la fuente citada acompañó la información con las fotos de las despensas que aparecieron, misteriosamente, en el Congreso del estado.

Y es que son exactamente ¡las mismas!, como se puede apreciar en esta secuencia tomada de e-consulta con la autorización de su director general, el periodista Rodolfo Ruiz:


secuencia-f-morales-econsulta


En otras palabras: si esto no amerita una investigación urgente y a fondo por parte del IFE, yo estoy loco y deben meterme de inmediato al Batán.

¿O usted, don Luis Garibi Harper y Ocampo, qué opina?

¿Estoy de manicomio?

gar_pro@hotmail.com

Leave a Reply