Josefina Vázquez Mota es persona no grata en Teziutlán

Fermín Alejandro García/ Cuitlatlán/ La Jornada de Oriente | Publicado el Viernes, 30 de Marzo de 2012 08:52
Cientos de panistas de diferentes partes del estado pretenden este día sitiar la ciudad de Teziutlán para recibir a Josefina Vázquez Mota en su tierra natal, en la Sierra Norte de Puebla. Sin embargo, hay que preguntarse: ¿es una decisión correcta de la candidata presidencial del PAN iniciar su campaña en ese municipio? La respuesta es que es un grave error, ya que entre la ciudadanía teziuteca se percibe un desinterés, o mejor dicho abandono, de la aspirante hacia lo que pasa en dicha comunidad.
 
Dicen los enterados que de acuerdo con los últimos sondeos que se han hecho en Teziutlán, si hoy fuera la elección ganaría el candidato del PRI, Enrique Peña Nieto, por una diferencia de 13 puntos frente a la panista Josefina Vázquez Mota, y a su vez, la abanderada del albiazul estaría empatada con el aspirante del Movimiento Progresista, Andrés Manuel López Obrador.
 
Y es que pese a tener familia en Teziutlán, en esa ciudad el grueso de la población no identifica a Josefina Vázquez Mota como un personaje destacado y oriundo de la cabecera municipal, en donde supuestamente nació, pero al final fue anotada en el Registro Civil de la Ciudad de México.
 
Esa falta de reconocimiento de que Josefina Vázquez Mota es teziuteca se deba a algo muy sencillo:
 
A lo largo de los años en que la panista fue secretaria de Desarrollo Social del gobierno de Vicente Fox Quesada; coordinadora la campaña del entonces candidato presidencial panista, Felipe Calderón Hinojosa, en 2006; titular de la Secretaría de Educación Pública federal y líder de la fracción parlamentaria del PAN en San Lázaro, solamente visitó una vez la ciudad de Teziutlán.
 
Esa visita ocurrió el 22 de julio de 2003, siendo la titular de las políticas de desarrollo social del primer gobierno federal no priista.
 
Tal gira coincidió con el fallecimiento de Melquiades Morales Montero, padre del entonces gobernador de Puebla, Melquiades Morales Flores, por lo que este hecho provocó que se perdiera en mucho la noticia –en la capital– de la presencia de Vázquez Mota en Teziutlán.
 
Para los teziutecos esa visita resultó intrascendente porque nunca se tradujo en nada. A lo largo de las década en que Josefina Vázquez Mota fue alta funcionaria del Poder Ejecutivo federal no hizo nada para mejorar la calidad de vida de los habitantes de la comunidad en que nació.
 
Cuando la panista visitó la ciudad llamada La Perla de la Sierra, en 2003, estaba reciente uno de los peores desastres que ha sufrido esa comunidad que fue una contingencia pluvial que en 1999 arrasó con la colonia La Aurora, en donde un cerro de desgajó y provocó docenas de muertes y damnificados.
 
Con el poder que tenía Vázquez Mota, bien podía haber buscado un proceso de reubicación de las familias que están asentadas en zonas de riesgo –que abundan– a lo largo y ancho de Teziutlán. Sin embargo, nunca se supo que hubiera movido un dedo para cambiar esa condición del poblado que la vio nacer un 20 de enero de 1961.
Tampoco se sabe que alguna vez la panista se haya acercado a un alcalde teziuteco para ofrecerle tramitar un mejor presupuesto o acceso a programas de desarrollo social o mejora educativa.
 
Mucho menos buscó que se construyera alguna obra pública que mostrara algún asomo de preocupación de esta mujer hacia Teziutlán.
 
Incluso llama la atención que elija Teziutlán para arrancar su campaña, cuando siempre que puede se identifica como una mujer que creció en el Distrito Federal.
 
Entonces si existe ese desarraigo de Vázquez Mota en el municipio de Teziutlán, resulta una torpeza querer ahora generarle una identidad con dicha comunidad serrana de Puebla. Es un desacierto que contrasta con el arraigo que si tienen en el estado de México el priista Peña Nieto y Tabasco el aspirante de las izquierdas, Andrés Manuel López Obrador.
 
Es una maniobra que carece de tino, de manera similar a como cuando se quiso fingir unas fotos de Vázquez Mota comprando en un centro comercial, como cualquier otra mujer común y corriente del país, y al final se identificaron en las imágenes a varios militantes del PAN que se hacían pasar como clientes espontáneos de dicha tienda departamental.
 
Que Josefina Vázquez Mota regrese a iniciar campaña nueve años después de que hizo una breve e intrascendente gira en Teziutlán, es una muestra de las fallas de planeación de su equipo de campaña, el cual no puede cometer tales errores, sobre todo cuando tiene a partir de hoy un periodo de 90 días para remontar la ventaja que lleva Enrique Peña Nieto.
 
Otro yerro que no se ha medido es que de los 16 candidatos del PAN a diputados federales, en Teziutlán está nominado el empresario y legislador local, Antonio Vázquez Fernández, quien registra el más bajo índice de popularidad de todos los abanderados del albiazul.
 
El candidato no es querido por varios grupos del PAN de Teziutlán a tal grado que ayer estaban haciendo el esfuerzo para que no lo dejen subir al templete con Josefina Vázquez Mota.
 
Y es que el argumento era muy sólido, es preferible fingir que no hay candidato en Teziutlán y no arriesgar a la candidata del PAN a ser vista con un pésimo abanderado a legislador.
Email
comments powered by Disqus
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. PUEBLA, PUEBLA