Posted inEn Boca de...

Imposible educar

Imposible educar
Imposible educar Crédito: Internet

Freud sostenía que había tres tareas imposibles: educar, gobernar y psicoanalizar. ¿Qué estamos haciendo hoy en las escuelas? Fuera de los maestros, el resto de profesionales no tienen tiempo de darse cuenta.

Aulas donde prevalece la apatía, la falta de deseo por el saber, sobre todo en los contextos más complicados, donde las nuevas generaciones se resguardan del caos que viven en casa, o al revés, a donde acuden temerosos porque no falta el niño bulleador. Y en ese inter están los docentes cumpliendo con los programas de la Nueva Escuela Mexicana.

En las escuelas de México más que aprender fórmulas y fechas, urge aprehender (el verbo con h que alude a asir o prenderse de alguien). Observar pero sobre todo escuchar la subjetividad de cada alumna o alumno.

Solo así puede darse, al igual que en el diván, la transferencia que posibilita preguntarse por el deseo, moverse y ocupar una posición activa ante la ley que es necesaria para que cada sujeto aprenda a dominar sus pulsiones. Para eso, más allá de vigilar y castigar, sirve la escuela.

Comunicóloga y Psicoanalista con 22 años de trayectoria interdisciplinaria.
Fan de las historias de vida, el cine, la música y la literatura.
Inició como reportera en El Universal de Puebla y Radio Tribuna.
Jefa de producción de Noticias en La Tropical Caliente.
Jefa de la sección de Espectáculos en El Sol de Puebla.
Coordinadora de Contenidos en Estrategia en Línea.
Psicóloga en consultorio privado, docente en sus ratos libres y aspirante a escritora de cuentos.