miércoles, 17 julio 2024
Posted inGarganta Profunda

PUEBLA 2024: ¿EL GUIÓN YA ESTÁ ESCRITO?

PUEBLA 2024: ¿EL GUIÓN YA ESTÁ ESCRITO?
PUEBLA 2024: ¿EL GUIÓN YA ESTÁ ESCRITO?
Posted inGarganta Profunda

PUEBLA 2024: ¿EL GUIÓN YA ESTÁ ESCRITO?

A unas horas del arranque formal de las campañas, con el primer minuto del 31 de marzo, a la gubernaturadiputaciones locales y 217 ayuntamientos, todas las mediciones demoscópicas muestran a Morena, sus partidos aliados y sus candidatos como los favoritos. Da la impresión, y hay argumentos para suponerlo, que los resultados están ya definidos en su mayoría. Pero, ¿está realmente escrito ya el guión de la película poblana de 2024?

Con variaciones, algunas encuestas dan ventaja de hasta 25 puntos a Alejandro Armenta, precandidato de la megacoalición de cinco partidos Sigamos Haciendo Historia (Morena, PT, PVEM, FxM y Panal).

El senador con licencia ha sumado a su equipo a ex priístas, ex morenovallistas y también ha incluido a lopezobradoristas y a morenistas fundadores.

Eduardo Rivera, el abanderado de la alianza opositora del PRI, PAN, PRD y el local PSI, mantuvo un bajo perfil en el tiempo de intercampañas.

Pareció que, al menos en la contienda de aire, principalmente en medios de comunicación, se aplicó apenas a medio gas.

El pasado martes, en comida con periodistas y directores de medios, Rivera aseguró que, si acaso, va unos 4 o 5 puntos debajo. Incluso mostró y explicó las correspondientes gráficas.

El hecho de haber presumido de viva voz esa encuesta, por cierto, ha motivado que Morena presente ante las autoridades electorales una denuncia en su contra por un supuesto acto anticipado de campaña.

Como quiera que sea, la postal favorece en la opinión pública, en la percepción, a Armenta y por mucho.

La única duda y pesada loza que lleva el lopezobradorismo poblano es la capital y la zona conurbada.

Y es que el voto anti Morena tiene ahí un nicho importante y muy participativo.

En otros tiempos, se consideraba que para ganar la gubernatura había que ganar, sí o sí, la capital y sus municipios conurbados.

Pero las cosas han cambiado.

El difunto Miguel Barbosa ganó la elección en 2019, peculiar por haber sido extraordinaria, perdiendo estruendosamente la capital y los principales municipios aledaños.

Hoy esa zona sólo representa 34 por ciento de la votación del estado.

Aritméticamente se puede ganar la gubernatura y perder la capital.

Aunque la idea en Morena es ganar todo, y todo es todo, pero sobre todo la gubernatura, la alcaldía de Puebla y el Congreso local.

Por supuesto que hay factores que importan más o tanto como lo que hagan y dejen de hacer los candidatos a la gubernatura.

1.- La participación ciudadana.

Cuando la gente sale a votar, no hay estructura partidista que pueda contrarrestar el voto espontáneo.

Está comprobado.

2.- Los abanderados a alcaldías y a posiciones legislativas.

Sobre todo las primeras y primeros incidirán mucho en los resultados a la gubernatura.

En los pueblos se conocen y la simpatía o rechazo al candidato o candidata a la presidencia municipal puede definir todo.

En cambio, las postulaciones legislativas pesan más en sentido negativo, si es el caso.

3.- Las (malditas y reales) divisiones internas.

Sabemos que en las dos trincheras ha habido resentimientos, por la repartición de candidaturas.

Habrá, seguramente en los dos bandos, quienes operen en contra de sus candidatos y sus partidos.

Otros, que simulen.

La incógnita es qué peso tendrá esa revancha intestina.

4.- Los errores.

En una contienda con roles, de partidos y abanderados, tan definidos, los errores cuentan doble o triple.

Los de ellos, pero también de sus equipos.

Quienes menos se equivoque en estos 60 días tendrá mejores resultados.

También quien logre que sus errores se noten poco o no se noten

Así es el escenario general al arranque de las campañas.

Los dos candidatos a la gubernatura tendrán el respaldo de sus candidatas presidenciales, para sus arranques.

Eduardo Rivera en Puebla capital, de Xóchitl Gálvez.

Alejandro Armenta en Izúcar de Matamoros, de Claudia Sheinbaum.

Uno buscará remontar una diferencia que se ve enorme.

Otro, administrará la ventaja.

Ese parece el guión que ya está escrito.

¿Está realmente ya todo definido?

Falta ya muy poco para saberlo.

Periodista desde 1990. Ha sido reportero de Televisa Puebla, El Universal de Puebla, La Jornada de Oriente y Síntesis.

Fue coordinador editorial de El Universal de Tlaxcala y jefe de información de El Universal de Puebla.

Dirigió la revista Síntesis Policiaca, el área de noticias de Marconi Comunicaciones - donde condujo el noticiario matutino de “La Tropical Caliente” durante cuatro años- y el periódico El Heraldo de Puebla.

Desde 2001 ha publicado su columna “Garganta Profunda” en medios digitales, impresos y electrónicos.

Es director general del periódico digital Puebla Online y del periódico Crónica Puebla.

Trabajó durante 10 años en Televisa Puebla, donde condujo el noticiero nocturno -también el matutino y vespertino en distintas etapas- y fungió como gerente de Noticias por casi un lustro.

En 1990 recibió el Premio Nacional de Periodismo Juvenil, en 1991 el Premio Estatal de Periodismo de Puebla en el género de reportaje y en 1996 el Premio Estatal de Periodismo BUAP-Froylán Manjarrez.

Ha sido jurado del Premio Estatal de Periodismo del Estado de Tlaxcala.

Realizó estudios profesionales en la Escuela de Ciencias de la Comunicación de la UPAEP.